18 de junio de 2009

TENIS-Defensa del título de Nadal en Wimbledon sigue en duda

Por Pritha Sarkar

LONDRES (Reuters/EP) - El tenista Rafael Nadal, campeón defensor en Wimbledon, todavía duda si participará en el tradicional torneo luego de que su primer partido sobre césped en 12 meses, el jueves, no estuviera de acuerdo a lo previsto.

El número uno del mundo está preocupado por la tendinitis que afecta sus rodillas desde que fuera eliminado en mayo en la cuarta ronda del Abierto de Francia.

El tenista intentó moverse con normalidad durante un encuentro de exhibición jugado ante el australiano Lleyton Hewitt, en el que perdió por 6-4 y 6-3.

"Rafa está teniendo dificultades para doblar sus rodillas y los diversos tratamientos que ha recibido no son suficientes", dijo a la prensa Toni Nadal, técnico y tío del jugador.

El entrenador también puso en duda si el español podrá comenzar a defender su título el lunes en el All England Club.

"No sé. Tenemos que esperar hasta mañana", dijo.

El jugador de 23 años decidirá si jugará en Wimbledon después de tomar parte de un segundo encuentro de exhibición contra el suizo Stanislas Wawrinka el viernes en el Hurlingham Club.

Aunque cuando Nadal juega pone una enorme cantidad de presión sobre su cuerpo y piernas, con amplios deslizamientos, en los grandes torneos habitualmente consigue jugar pese al dolor, demoliendo a sus rivales.

Por esto, si el español no consigue estar en el All England Club será un día muy triste para el mundo del tenis.

"Pensar que pudiera retirarse de Wimbledon es muy alarmante", dijo la semana pasada Roger Federer, campeón de Roland Garros, después de que el español se bajara del tradicional torneo de Queen's para recibir tratamiento en sus rodillas.

Como no pudo jugar sobre césped antes de esta semana, Nadal optó por poner a prueba su nivel en Hurlingham.

El partido había comenzado prometedor para Nadal, quien salió a la cancha sin ningún tipo de protección en sus rodillas.

En su primer juego de servicio, que duró ocho minutos, Nadal flexionó sus rodillas para realizar una volea ganadora y corrió por toda la cancha persiguiendo la pelota durante un punto de 17 tiros. Pero, con el avance del partido, el español se veía cada vez más preocupado.

Toni Nadal le instó a que se inclinara ante la pelota en el segundo set, a lo que el español parecía murmurar: "No puedo".

En el momento en que el encuentro de una hora y 20 minutos finalizó, Nadal se mostró cansado y apenas se parecía al hombre que terminó con cinco años de reinado de Federer en Wimbledon en julio del 2008.

"El está quemado tanto física como mentalmente, jugó demasiados torneos consecutivos", dijo a Reuters esta semana Martina Navratilova, refiririéndose a Nadal.

"Simplemente no lo veo feliz en la cancha", añadió.

(Pritha Sarkar. Reporte adicional de Catherine Bosley; Editado en español por Javier Leira)