26 de julio de 2006

UE.- La Eurocámara se niega a que la Ronda de Doha termine con la suspensión decretada el lunes

BRUSELAS, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, Enrique Barón Crespo, lamentó hoy la suspensión de las negociaciones de la Ronda de Desarrollo de Doha (RDD), a pesar de lo cual declaró que "no nos resignamos a la perspectiva de un fracaso definitivo" de las conversaciones comerciales multilaterales.

Barón Crespo, eurodiputado del PSOE, señaló mediante un comunicado que "desde el inicio de la Ronda hemos reafirmado constantemente la necesidad de un acuerdo ambicioso, en línea con nuestros objetivos".

Agregó que "la necesidad de un marco global para relanzar el crecimiento y estimular el desarrollo de las regiones más pobres del globo nunca ha sido más urgente, nuestros ciudadanos no entenderán cómo han podido desplegarse tantos esfuerzos y medios, tanto humanos como financieros, sin que den provecho".

El eurodiputado socialista mostró así su rechazo a que la Ronda de Doha termine con la suspensión sine die que decretó el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, el pasado lunes tras constatar la ausencia de progresos en la reunión que celebraron ese día en Ginebra los principales negociadores, el G-6 -integrado por la UE, Estados Unidos, Japón, Australia, India y Brasil--.

En su comunicado también se refirió a las acusaciones mutuas que particularmente están vertiendo la UE y Estados Unidos sobre la responsabilidad del fracaso de las negociaciones. "En un momento en el que los negociadores del G6 se están acusando unos a otros de intransigencia (...) la OMC está mostrando sus límites", dijo y advirtió que "es hora de repensar la manera en la que (la institución) funciona y atreverse a dar nuevas soluciones".

Entre estas posibles nuevas soluciones, Barón Crespo recomendó "superar los egos nacionales e incrementar la legitimidad de la OMC" mediante el fomento de una "dimensión parlamentaria" en la institución comercial internacional, formada por 149 países.

Por lo que respecta a la UE, el eurodiputado señaló que "el Parlamento Europeo continuará insistiendo en los próximos meses en la necesidad de reequilibrar las competencias entre el Parlamento y el Consejo de ministros para controlar mejor las negociaciones comerciales gestionadas por la Comisión Europea".