13 de noviembre de 2019

Villa, el 'Guaje' que ganó todo a nivel de clubes y selección a base de goles

BARCELONA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

David Villa Sánchez, nacido en Tuilla (Asturias) el 3 de diciembre de 1981, se retirará a finales de año en el Vissel Kobe japonés con 38 años y con una carrera brillante a sus espaldas, siendo todavía el 'Guaje' que maravilló a todo el mundo con sus goles y también con su acierto en la 'Roja', siendo aún el máximo goleador histórico.

Colgará las botas cuando termine la temporada con su actual y último equipo, un Vissel Kobe en el que ha coincidido con otro nombre histórico como el de Andrés Iniesta. Juntos alcanzaron la gloria a nivel de clubes en el FC Barcelona y también con España, y junto al de Fuentealbilla se despedirá el de Tuilla.

Con su apodo ha ejercido de embajador de Asturias por casi todo el globo terráqueo, y es que en su dilatada carrera de 19 años jugando al fútbol profesional ha pasado por España, Australia, Estados Unidos y Japón.

Empezó en 'su' Sporting de Gijón en el año 2000, con el filial, y tras destacarse como el 'nuevo Quini' en dos grandes años en el primer equipo dio su primer salto entre la élite, hacia el Real Zaragoza, donde firmó 39 goles en dos campañas.

Se fijó en ese delantero goleador, oportunista pero con calidad para la asociación, un Valencia CF donde se convirtió en pieza clave y en un fijo para cada convocatoria con la selección nacional. En el club de Mestalla, a lo largo de cinco temporadas, se hizo un hueco en la historia 'che' con 225 partidos y 129 goles.

Unos números, sin contar el hecho de ganar una Copa del Rey con el Valencia --ya la había ganado con el Zaragoza, junto a una Supercopa de España--, que hicieron que el Bara pagara en julio de 2010 un total de 40 millones de euros para hacerse con sus servicios.

Y, como culé y a las órdenes de Pep Guardiola, formando parte del mejor Bara de la historia, conquistó una Liga de Campeones en Wembley para alcanzar la gloria europea. En el Bara también se hartó de marcar goles, 48 en 119 partidos durante tres años, aunque su primera temporada fue la mejor, de lejos, con 23 goles en 52 partidos.

Pese a tener un cuarto año de contrato, fichó por el Atlético de Madrid con la intención de seguir siendo titular indiscutible y lo logró. En su único año como jugador colchonero, ganó la Liga jugando 36 partidos y marcando 13 goles en la competición. Para mayor inri, fue subcampeón de Europa en un curso de ensueño para los pupilos de Diego Pablo Simeone.

Una última gran gesta que, quizás, le hizo pensar que era hora de probar nuevas aventuras más alejadas de la cúspide del fútbol español y europeo. Y ello le llevó a firmar por el New York City, club creado en 2015 cuya primera gran estrella fue el 'Guaje', que se fogueó hasta debutar en otro equipo del grupo, el Melbourne City australiano.

Nueva York lo ensalzó, le hizo brillar en la ciudad que nunca duerme y se hizo un hueco en el fútbol mundial, por primera vez fuera de España. Después de jugar 4 partidos y marcar 2 goles en Australia, estuvo cuatro temporadas en tierras neoyorquinas y firmó 80 goles en 125 partidos.

Siguiendo la estela de su amigo Iniesta, decidió que la J-League era el sitio ideal para empezar a pensar en retirarse, como hizo hace poco Fernando Torres jugando con su Sagan Tosu ante el Kobe, precisamente. De momento lleva 12 goles en 22 partidos, pese a que el Vissel Kobe no está cumpliendo las expectativas.

En su palmarés figura, a nivel de clubes, todo lo que se pueda ganar: una Liga de Campeones, una Supercopa de Europa, un Mundial de Clubes, tres Ligas españolas, tres Copas del Rey y tres Supercopas de España.

Además, con la selección española conquistó la Eurocopa de 2008 y el Mundial de 2010; se perdió la EURO ganada en 2012, por lesión, pero era parte del equipo. Aún es el máximo goleador histórico de la selección, habiendo superado a Raúl González, con 59 tantos en 98 partidos vistiendo la 'Roja'.

A esta excelsa colección se le podría sumar un último título, que sería el broche final. Y es que el Vissel Kobe está en las semifinales de la Emperor's Cup, que disputarán el 21 de diciembre ante el Shimizu S-Pulse y tiene serias posibilidades de sumar la copa nipona.

Todo ello sin contar los premios individuales como el Trofeo Zarra al máximo goleador español de la Liga (2006, 2007, 2009 y 2010), máximo goleador de la Eurocopa 2008 o Bota de Plata del Mundial 2010, el 'MVP' de la MLS en 2016 o la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo en 2011.

Se marcha el 'Guaje' de los terrenos de juego y deja muchos recuerdos en muchos lugares, con aficiones que lo mantendrán en su historia. El fútbol pierde una sonrisa y muchísimos goles, pero añade una estrella, nacida en Asturias y con su ocaso en el firmamento de Japón.