14 de julio de 2009

Acciones de bancos y mineras impulsan bolsas en Europa

LONDRES (Reuters/EP) - Las bolsas europeas abrieron el martes con ganancias, continuando el comportamiento de la jornada anterior y lideradas por los bancos y las mineras, con los inversores a la espera de los resultados trimestrales de compañías como Goldman Sachs e Intel.

A las 0900 GMT, el índice paneuropeo FTSEurofirst 300 de principales valores ganaba un 0,83 por ciento, a 837,04 puntos, tras la subida del 2 por ciento la sesión anterior.

El índice, que perdió un 45 por ciento en el 2008, ha subido un 29 por ciento desde su mínimo histórico registrado a comienzos de marzo.

Los valores financieros generaban demanda, con subidas en las acciones de Standard Chartered, HSBC, Barclays, Lloyds, Royal Bank of Scotland, Commerzbank, y BNP Paribas de entre un 1,6 y un 3 por ciento. Las acciones de Bank of Ireland ganaban un 7,86 por ciento.

"Vamos hacia una temporada de resultados, así que los optimistas buscarán signos de confirmación de la recuperación", dijo Jonathan Lawlor, jefe de investigación en Europa de Fox-Pitt, Kelton.

"Podríamos tener una volatilidad continua. Es el período más bajo de actividad en el año, aparte de Navidades, así que los volúmenes deberían ser bajos. Podría haber algunos movimientos fuertes", agregó.

Las mineras subían con los mayores precios del metal. Las acciones de BHP Billiton, Anglo American, Antofagasta, Rio Tinto, Xstrata y Eurasian Natural Resources subían entre un 2 y un 5 por ciento.

Las acciones energéticas seguían a los precios del petróleo, que revirtió las pérdidas de la sesión previa y trepó por encima de los 60 dólares por barril.

Las acciones de BP, Royal Dutch Shell, BG Group, Tullow Oil, Repsol YPF y StatoilHydro subían entre un 0,5 y un 2 por ciento.

Q-Cells, el mayor fabricante mundial de células solares, caía un 11,3 por ciento tras abandonar su previsión de ventas para todo el año, esperando una pérdida operativa sustancial en el segundo trimestre.

En Europa, el índice FTSE 100 subía un 0,65 por ciento, el alemán DAX un 0,73 por ciento, y el francés CAC 40 un 0,32 por ciento.