14 de julio de 2009

Acciones europeas cierran en alza por bancos y mineras

Por Brian Gorman

LONDRES (Reuters/EP) - Las acciones europeas avanzaron el martes por segundo día consecutivo impulsadas por la fortaleza del sector bancario, tras resultados mejores a lo esperados de Goldman Sachs.

El índice de los principales títulos europeos FTSEurofirst 300 escaló un 1,2 por ciento, a 840,15 puntos, el mayor cierre desde el 3 de julio luego de un alza de un 2 por ciento en la sesión previa.

Los bancos fueron los que más puntos aportaron al índice. Los papeles de BNP Paribas, Deutsche Bank, HSBC, Societe Generale, UBS y UniCredit sumaron entre un 2,1 y un 3,6 por ciento.

"La economía se acerca a un punto de quiebre", dijo Darren Winder, jefe de investigaciones macro y estratégicas de Cazenove, en Londres.

"Las utilidades comienzan a formar un piso y deberían crecer en el segundo semestre del año, y más en el 2010", dijo.

Goldman Sachs, el último banco de inversión que sobrevive en Wall Street, reportó un alza de un 33 por ciento en las ganancias trimestrales dado que un fuerte beneficio en intermediaciones fue opacado por un cargo excepcional para devolver préstamos estatales.

El índice referencial paneuropeo han trepado un 30,2 por ciento desde el mínimo histórico del 9 de marzo, pero algunos analistas dicen que la escalada ha ido demasiado lejos, en relación a la falta de signos claros de recuperación.

Los datos económicos de Estados Unidos estaban abiertos a distintas interpretaciones.

Un salto en las ventas de autos y gasolina ayudaron a las minoristas en junio, mientras que una medida de la inflación creció el doble que lo esperado, reforzando la esperanza a que la economía finalmente lograba iniciar una modesta recuperación.

Datos del Departamento de Comercio mostraron que las ventas en minoristas estadounidenses crecieron un 0,6 por ciento respecto de hace un mes, más que el incremento de un 0,4 por ciento que estimaban los economistas.

Sin embargo, algunos analistas dijeron que los datos fueron débiles si se excluían a los autos y la gasolina.

Otro reporte del Departamento de Trabajo informó que los precios a la producción saltaron un 1,8 por ciento en junio, superando ampliamente los pronósticos de un aumento de un 0,9 por ciento.

ASCENSO MINERO

El sector minero fue beneficiado por una apreciación de los metales. Las acciones de Anglo American, Antofagasta, BHP Billiton, Kazakhmys, Lonmin y Xstrata subieron entre un 2,9 y un 9,3 por ciento.

Los títulos de Rio Tinto sumaron un 5,1 por ciento, antes de un comunicado sobre producción del miércoles.

Los papeles de Fresnillo, que reportará el jueves sus cifras de producción del segundo trimestre, cerraron con un salto de un 13,3 por ciento, ya que algunos inversionistas creían que el precio de la plata está listo para rebotar.

El segmento automotor también fue reflotado por una postura más optimista de los inversionistas acerca de la economía.

Las acciones de Renault, Peugeot, y BMW escalaron entre un 2,7 y un 5,3 por ciento.

Los títulos de Fiat treparon un 2,8 por ciento, luego que ICAP mejoró doblemente su recomendación a "comprar," desde "vender," antes que la compañía anuncie el 22 de julio sus resultados del segundo trimestre.

También fue un buen día para el sector de la energía, aunque los precios del crudo apenas lograron mantenerse por encima de los 60 dólares por barril.

Las acciones de Total, Royal Dutch Shell y StatoilHydro avanzaron entre un 0,9 y un 2,8 por ciento.

Por el lado negativo, los papeles de Q-Cells, mayor fabricante mundial de células solares, cayeron un 14,4 por ciento, luego que retiró sus metas de ventas de todo el año y vaticinó una pérdida operacional significativa para el segundo trimestre, debido a que las condiciones siguen adustas.

Los títulos del operador de telefonía móvil Vodafone se hundieron un 1,9 por ciento después que UBS les bajó la nota a "neutral," desde "comprar."

Datos del ZEW informaron que la confianza de los analistas e inversores alemanes se deprimió en julio, por primera vez desde octubre del 2008, pero los inversionistas rápidamente restaron importancia a lo datos más débiles que lo esperado.

Entre los índice locales, el británico FTSE 100, el alemán DAX y el francés CAC-40 avanzaron entre un 0,9 y un 1,3 por ciento.

En Estados Unidos, las acciones subían levemente a la hora del cierre en Europa. El promedio industrial Dow Jones, y los índices S&P 500 y Nasdaq Composite ascendían entre un 0,1 y un 0,3 por ciento.