12 de marzo de 2015

Acciones europeas cierran cerca de máximo de 7 años sostenidas por resultados

(Amplía información)

Por Blaise Robinson y Alistair Smout

PARÍS/LONDRES, 12 mar, 12 (Reuters/EP)

- Las acciones europeas cerraron planas el jueves tras tocar durante la sesión máximos de siete años, contenidas por una caída de Sabadell que contrarrestó una serie de resultados corporativos mejores a los esperados.

* Las acciones de Banco de Sabadell cayeron un 6,6 por ciento después de que el banco español hizo una oferta de compra por su par británico TSB que lo valúa en alrededor de 2.600 millones de dólares. Las acciones de TSB subieron un 24 por ciento.

* En cambio, las acciones del productor alemán de potasa y sal K+S subieron un 7,5 por ciento y las de la compañía de ingeniería marina Boskalis avanzaron un 5 por ciento después de reportar resultados mejores a los esperados.

* Cuando la temporada de resultados corporativos en Europa se acerca a su fin, datos de Thomson Reuters StarMine muestran que las compañías han reportado un incremento del 15,9 por ciento en sus utilidades trimestrales, cosechando los beneficios de un euro más débil.

* El porcentaje es el más alto desde mediados del 2011, y está muy por encima del alza del 6,8 por ciento en las ganancias de compañías estadounidenses.

* El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró con un mínimo avance del 0,02 por ciento, a 1.574,72 puntos. Durante la sesión tocó un máximo de siete años a 1.581,42 puntos, después de haber subido un 1,5 por ciento el miércoles impulsado por un euro débil.

* El euro ha caído alrededor de un 25 por ciento contra el dólar durante el último año, dando un fuerte impulso a las compañías europeas pues casi el 50 por ciento de las utilidades corporativas de la zona euro provienen de fuera de la región.

* Analistas han dicho que cada caída del 10 por ciento en el euro contra una canasta de monedas debería traducirse en un incremento del 6-8 por ciento en las utilidades europeas.

* El euro ha extendido su retroceso desde que el Banco Central Europeo inició su programa de alivio cuantitativo esta semana, acentuando la divergencia de políticas monetarias entre la zona euro y Estados Unidos.