23 de abril de 2015

Las acciones de Petrobras caen un 8% tras conocerse las pérdidas por corrupción

Las acciones de Petrobras caen un 8% tras conocerse las pérdidas por corrupción
PAULO WHITAKER / REUTERS

RÍO DE JANEIRO, 23 Abr. (Notimérica) -

   Las acciones de Petrobras han llegado a caer un 8% el día después de que la compañía asumiera que la corrupción le había causado 2.000 millones de dólares de pérdidas (6.200 millones de reales), pero a pesar de la caída la Bolsa de Valores de São Paulo (Bovespa) ha operado en alta este jueves.

   A primera hora de la tarde el Ibovespa, principal indicador de la bolsa paulista, subía un 1,72%, hasta los 55.558 puntos, y las acciones de Petrobras frenaban su caída; las preferenciales retrocedían un 1,37%, mientras que las ordinarias subían un 5,79%.

   Este miércoles la compañía divulgó los resultados de 2014 con meses de retraso y ante una gran expectación. Por primera vez desde 1991 Petrobras tenía pérdidas --21.000 millones de reales, más de 7.100 millones de dólares--, pero la caída en la Bolsa se explica sobre todo después de que el presidente, Aldemir Bendine, confirmara que no iba a repartir dividendos relativos a 2014.

   Bendine también dijo en rueda de prensa que no estaba previsto hacer nuevas bajas relativas a la corrupción, por lo que sus palabras se interpretaron como una forma de hacer limpieza y empezar una nueva etapa; confesó tener un "sentimiento de vergüenza" por todo lo que había pasado y pidió disculpas en nombre de todos los trabajadores de Petrobras.

   Entre las reacciones políticas a los resultados de Petrobras destaca la del vicepresidente del Gobierno, Michel Temer, que desde su viaje oficial a España alabó la "transparencia absoluta" de la compañía al presentar el balance del año y confió en que ayude a restaurar su imagen en Brasil y en el exterior.

   Más exigente se ha mostrado el gobernador del estado de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezão, que reclama que Petrobras termine uno de sus proyectos más ambiciosos, el Complejo Petroquímico de Río de Janeiro (Comperj). Las obras ya están terminadas en casi un 90%, pero fueron paralizadas.

   Los desvíos, los contratos hinchados y los continuos parones en los trabajos encarecieron la obra hasta tal punto que por sí sola ya ha provocado pérdidas por valor de 21.800 millones de reales (7.300 millones de dólares). La empresa decidió aparcar el proyecto y como consecuencia, por el momento, 4.000 trabajadores se han quedado sin empleo.