26 de julio de 2019

ACS concluye un paso fronterizo entre Chile y Argentina con seis meses de antelación

Construido en Los Andes a 3.000 metros de altitud

ACS concluye un paso fronterizo entre Chile y Argentina con seis meses de antelación
Nuevo paso transfronterizo de Libertadores, en Chile, contruido por ACSACS

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

ACS ha concluido el contrato de obras de construcción de un nuevo complejo fronterizo entre Chile y Argentina, un proyecto que ha terminado con una antelación de seis meses sobre los plazos previstos y que se ha realizado a unos 3.000 metros de altitud en plena Cordillera de los Andes, según informó el grupo.

La compañía, que logró el contrato en 2015, ha entregado el complejo a las autoridades chilenas para que lo pongan en servicio tras el preceptivo periodo de tres meses de prueba.

El proyecto, estimado en su día en unos 84 millones de dólares (unos 72 millones de euros), ha supuesto la construcción de instalaciones del nuevo paso fronterizo de los Libertadores, el que mayor flujo de personas, vehículos y transporte de carga registra con Argentina y principal conexión terrestre entre Chile y Mercosur.

En concreto, el contrato ha supuesto la construcción de un nuevo edificio de control e inspección de vehículos y de un edificio de alojamiento para funcionarios, además de vías de circulación interior y de una conexión con la ruta 60-CH.

ACS, a través de Dragados, ha ejecutado estas nuevas instalaciones en la Cordillera de los Andes, a unos 3.000 metros de altitud, a 300 metros del actual complejo y a 68 kilómetros de la ciudad de Los Andes, en la región de Valparaíso.

Además de la altitud del emplazamiento, otro "desafío" del proyecto ha constituido la ejecución de la cubierta del edificio principal, una estructura de madera laminada y que tiene capacidad para soportar una sobrecarga de nieve de hasta 1,4 toneladas y temperaturas de hasta quince grados bajo cero.

RECORTAR TIEMPOS DE ESPERA.

Con estas nuevas instalaciones, que con su 35.000 metros cuadrados de superficie triplican la capacidad actual, Chile pretende reducir los tiempos de espera por este paso fronterizo, que llegan a alcanzar las seis horas, y mejorar así el proceso de control migratorio de personas y mercancías, además de potenciar el programa de integración con el resto de la región sudamericana.

Según indicó Ministerio de Obras Públicas chileno cuando sacó a concurso el proyecto e 2014, por este paso fronterizo cruzan unos 4,3 millones de toneladas de mercancías y unos 1,5 millones de personas anualmente.

Contador

Lo más leído