23 de diciembre de 2014

ACTUALIZA 1-Banco Central de Brasil apunta a nueva alza en tasas de interés

(Cambia redacción, agrega cita analista, contexto)

BRASILIA, 23 dic, 23 (Reuters/EP)

- El Banco Central de Brasil proyectó que la inflación se mantendrá por sobre el 4,5 por ciento, el punto medio de su rango objetivo, durante los próximos dos años y sugirió que podría continuar los incrementos a las tasas de interés para suavizar las alzas de precios en el futuro.

En un reporte trimestral publicado el martes, el banco bajó sus proyecciones para el crecimiento económico en 2014 a un 0,2 por ciento desde el 0,7 por ciento de su reporte anterior.

El pronóstico está lejos de su previsión inicial de una expansión de un 2 por ciento.

El banco subió su pronóstico para la inflación en 2014 a un 6,4 por ciento desde un 6,3 por ciento previo.

La autoridad calcula que la economía crecería a una tasa anual de un 0,6 por ciento en el tercer trimestre de 2015.

Para el próximo año, el banco subió su pronóstico para la inflación a un 6,1 por ciento desde un 5,8 por ciento previo, pero prevé que posteriormente ceda a un 5 por ciento en 2016.

El Banco Central quiere mantener la inflación anual en el centro del rango objetivo, entre un 2,5 por ciento y un 6,5 por ciento.

SELIC

El 3 de diciembre, el banco central subió la tasa referencial Selic en 50 puntos básicos a un 11,75 por ciento y señaló que cualquier medida futura será "tendería a ser implementada con parsimonia".

Pero desde entonces, funcionarios del banco central han adoptado un tono más agresivo, reiterando que el organismo no será complaciente con una inflación alta, presionada por una moneda más débil.

Alessandra Ribeiro, economista y socia de Tendencias, en Sao Paulo, dijo que era significativo que el reporte de la inflación quitara la palabra "parsimonia" cuando hablaba de la futura política monetaria.

"El banco endureció su tono acerca de la política monetaria", afirmó. "Quitó la palabra 'parsimonia' y eso indica que podría subir las tasas en 50 puntos básicos en enero".

En el reporte de la inflación, el banco central dijo que hará lo que sea necesario para que esa variable ingrese en un período prolongado de declives, que la lleve a 4,5 por ciento en 2016.

El Banco Central subiría las tasas a un 12,5 por ciento para fines del año próximo, según un sondeo que realiza la autoridad entre economistas, publicado el lunes.

El alto gasto público y un ajustado mercado laboral han mantenido a la inflación muy presionada desde que la presidenta Dilma Rousseff asumió el cargo, en el 2011, con una promedio de un 0,68 por ciento por año.

La fuerte depreciación del real, que ha perdido más de un 22 por ciento de su valor ante el dólar desde abril, y la subida en precios controlados por el Gobierno han acelerado más la inflación.