10 de febrero de 2015

ACTUALIZA 1-Banco central chino dice que respalda crecimiento, pero evita sobreestimular a la economía

(Reescribe, agrega detalles y comentarios)

PEKÍN, 10 feb, 10 (Reuters/EP)

- El banco central chino dejó claro el martes que está listo para combatir cualquier caída en la segunda mayor economía del mundo al advertir de fuertes vientos en contra y una demanda global probablemente anémica.

Pero al mismo tiempo, el Banco Popular de China admitió preocupaciones sobre los crecientes niveles de deuda al decir que evitará cualquier estímulo excesivo al crédito que pueda aumentar los riesgos financieros.

En su reporte de política monetaria del cuarto trimestre, el Banco Popular de China reiteró que mantendrá una política prudente para asegurar que no sea demasiado dura ni demasiado expansiva.

El banco central también dijo que la economía china aún enfrenta presiones a la baja relativamente grandes en medio del proceso de reestructuración económica.

"Mirando hacia delante, es difícil ver alguna gran mejoría en la demanda externa. Algunas industrias con exceso de capacidad aún están aumentando las capacidades a gran velocidad, lo que podría elevar la presión a la baja sobre los precios, especialmente precios industriales", afirmó.

Afectada por una caída del mercado inmobiliario, un errático crecimiento de las exportaciones y una reducción de las inversiones encabezada por el Gobierno, la economía china sufrió el año pasado su peor desaceleración en 24 años, cuando el crecimiento anual cayó a 7,4 por ciento.

Para estimular la demanda, el banco central alivió la política monetaria dos veces en tres meses al reducir las tasas de interés y recortar el encaje bancario.

"Haremos ajustes apropiados y oportunos cuando haya cambios relativamente grandes en condiciones básicas (...) para impedir que la economía caiga, pero (también) prestaremos atención para evitar 'bombear hacia afuera' demasiado dinero", sostuvo el banco central chino.

La entidad prometió ajustar la política en forma oportuna, mantener los niveles de liquidez apropiados y un crecimiento razonable del crédito. También dijo que evitará cualquier riesgo sistémico en el sistema financiero.

El aumento de los niveles de deuda incobrable es un riesgo creciente en China en la medida en que la economía se frena.

A fines de 2014, los niveles de deuda mala en los bancos chinos escalaron un 1,6 por ciento, a un máximo en cinco años, mostraron datos del Gobierno en enero, y el martes emergían nuevamente señales de un creciente estrés financiero.