27 de enero de 2014

ACTUALIZA 2-Corte internacional fija límite marítimo entre Chile y Perú, países prometen acatarlo

(Actualiza con citas, detalles, procedencia y firma de autores)

Por Thomas Escritt y Antonio De la Jara

27 ene, 27 (Reuters/EP)

- Una corte internacional estableció el lunes una nueva frontera marítima entre Chile y Perú, en una decisión que los vecinos se comprometieron a acatar para superar una vieja disputa que ha causado fricciones diplomáticas pero no ha opacado el comercio.

Desde hace una década, los dos países se disputan una zona en el Pacífico casi del tamaño de Suiza. Con el fallo inapelable la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Perú ganó más de la mitad de la extensión pero Chile se quedó con el área más rica en recursos pesqueros.

Los presidentes de los dos países se comprometieron a respetar la resolución de la corte. Desde Chile, el mandatario Sebastián Piñera dijo que la sentencia confirmó el planteo chileno en lo sustancial, a pesar de la cesión de mar a Perú.

"Sin duda esta cesión constituye una lamentable pérdida para nuestro país", sostuvo el mandatario chileno, Sebastián Piñera en un discurso.

"Buscaremos que ambos países resuelvan todos sus temas pendientes de forma tal de permitir Chile y Perú concentren sus agendas, sus visiones, esfuerzos y compromisos en la agenda del futuro, que es la agenda de la integración", agregó.

El dictamen estableció una línea paralela en el mar de 80 millas náuticas y acogió a partir de ese punto una línea equidistante hacia el suroeste. Además mantuvo sin cambios el punto de inicio del límite terrestre fundamentado por Chile "para delimitar la frontera marítima".

Lima había presentado formalmente la demanda hace seis años buscando como frontera marítima una línea equidistante trazada hacia el suroeste desde la costa limítrofe. Chile aseguraba que la frontera ya había sido fijada con una línea paralela.

"El Perú se siente complacido del resultado de esta opción de paz", dijo el presidente peruano, Ollanta Humala, que consideró que su país ganó el 70 por ciento de su demanda.

"Se adoptarán de inmediato las acciones y medidas que se requieran para su pronta implementación", acotó el mandatario, agregando que espera que Chile actúe de manera similar.

De acuerdo con el fallo del lunes, de los 38.000 kilómetros cuadrados en disputa, Perú obtuvo alrededor de 20.000 kilómetros y Chile mantuvo soberanía en un área que se estima tiene recursos pesqueros por 200 millones de dólares anuales.

Humala dijo que la corte reconoció un espacio de derechos soberanos para Perú que calculó preliminarmente en 50.000 kilómetros cuadrados, incluyendo una zona que eran antes aguas internacionales.

SENTENCIA EQUITATIVA

El presidente de la corte internacional, Peter Tomka, anunció en Holanda el fallo de los 16 jueces del tribunal que puso fin a la demanda iniciada formalmente por Lima en el 2008 y que generaba más ruido político que perjuicios económicos entre dos de las economías más vibrantes de América Latina.

Chile es uno de los mayores inversores latinoamericanos en Perú, con una presencia en el negocio minorista, de transporte y de servicios calculada en 12.000 millones de dólares.

Del otro lado de la frontera, la peruana es una de las mayores comunidades extranjeras en tierra chilena y las inversiones de Lima suman 8.000 millones de dólares y se concentran sobre todo en el sector construcción y de servicios.

Después de la sentencia, y a pesar de que el fallo mantuvo la zona de ricos recursos pesqueros como la anchoveta bajo la órbita chilena, pescadores artesanales de la fronteriza ciudad de Arica en Chile marcharon hacia el centro de la ciudad en rechazo por la decisión de recortar la soberanía marítima.

La anchoveta es el insumo para la harina de pescado. Y Perú es el mayor productor de ella en el mundo.

Para algunos analistas, la sentencia es salomónica al conceder parte de los reclamos a cada país.

"Es una sentencia bastante creativa", dijo el analista peruano en temas internacionales y ex asesor legal para asuntos de la corte de La Haya, Raúl Villanueva.

La lectura del fallo fue seguido con expectativa en Chile y Perú y Chile, que han tenido altibajos en sus relaciones desde que se enfrentaron en una guerra a fines del siglo XIX. El conflicto armado le costó a Perú parte de su territorio sureño.

En el centro de Santiago, reinaba la sensación de un fallo bastante equitativo. "Los dos pueblos quedaron como en un empate. Sólo perdieron los empresarios chilenos", dijo Jaime Madrid, un trabajador administrativo.

En Lima, unas 1.000 personas gritaron frente al Palacio de Gobierno, con cierto júbilo al final de la lectura del fallo. "Acá no hay perdedores ni ganadores. Estamos contentos de tener ahora límites marítimos", dijo Jorge Morales, un obrero de la construcción.