30 de enero de 2015

ACTUALIZA 1-Crecimiento EEUU se enfría en cuarto trimestre, pero el gasto del consumidor se reafirma

(Agrega detalles del informe)

WASHINGTON, 30 ene, 30 (Reuters/EP)

- El crecimiento económico de Estados Unidos se desaceleró con fuerza en el cuarto trimestre, ya que un débil gasto empresarial y un déficit comercial mayor contrarrestaron el más intenso ritmo del gasto del consumidor desde el 2006.

El Producto Interno Bruto de Estados Unidos creció a un ritmo anual del 2,6 por ciento tras la formidable tasa registrada en el tercer trimestre del 5 por ciento, dijo el viernes el Departamento de Comercio en su primera estimación del PIB en los últimos tres meses del 2014.

La desaceleración de la economía, que ocurre tras dos trimestres consecutivos de fuerte crecimiento, podría tener corta vida debido a los vientos a favor que dejan los menores precios de la gasolina.

La mayoría de economistas considera que los fundamentos económicos de Estados Unidos son lo bastante fuertes como para soportar un impacto negativo de las debilitadas economías extranjeras.

"Vemos que el fuerte consumo doméstico sigue respaldando el impulso al crecimiento en los próximos meses, pese a que la inversión sufre por la caída de los precios del petróleo", dijo Gennadiy Goldberg, un economista de TD Securities en Nueva York.

Incluso con la moderación registrada en el cuarto trimestre, el crecimiento se mantuvo por encima del ritmo del 2,5 por ciento, que es considerado como el potencial de la economía.

Economistas consultados por Reuters esperaban que la economía estadounidense se expandiera a un ritmo del 3 por ciento en el cuarto trimestre.

En todo el 2014, la economía creció un 2,4 por ciento frente al 2,2 por ciento del 2013. El informe se conoció dos días después de que la Reserva Federal dijo que la economía se expandía a un "ritmo sólido", una mejor evaluación que deja al banco central en ruta a subir las tasas este año.

El banco central estadounidense mantiene su tasa clave de interés en cerca de cero desde diciembre del 2008 y la mayoría de los economistas espera que comience a subirlas a mediados de este año.

El gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica, creció a un ritmo de 4,3 por ciento en el cuarto trimestre, el mayor avance desde el primer trimestre del 2006 y un alza frente al ritmo del tercer trimestre de 3,2 por ciento.

Según datos del Gobierno, los precios de la gasolina se han desplomado un 43 por ciento desde junio, dejando a los estadounidenses con más dinero para gastos discrecionales. Un mercado laboral fortalecido, pese a la lentitud de los avances salariales, también apoyó a la economía.

El fuerte ritmo del gasto del consumidor, no obstante, fue ensombrecido por una caída en el gasto de capital. El gasto de las empresas en equipos cayó a una tasa de 1,9 por ciento. Fue la mayor contracción desde el segundo trimestre del 2009.

El gasto de las empresas en equipo había avanzado a una tasa del 11 por ciento en el tercer trimestre. La debilidad observada en el cuarto trimestre podría reflejar los recortes o demoras en lanzar proyectos de inversión por parte de compañías de la industria petrolera. Pero también podrían ser las consecuencias luego de dos trimestres consecutivos de fuertes ganancias.

Un déficit comercial más amplio, debido a que un menor crecimiento global frena las exportaciones mientras la sólida demanda doméstica alimenta las importaciones, sustrajo 1,02 puntos porcentuales del crecimiento del PIB en el cuarto trimestre. El comercio había agregado 0,78 puntos porcentuales al crecimiento en el tercer trimestre.

El reabastecimiento de bienes de las empresas para satisfacer la demanda contribuyó con 0,82 puntos porcentuales al avance del PIB.

Con el desplome de los precios de la gasolina, una medida clave de inflación cayó un 0,5 por ciento, la lectura más débil desde el primer trimestre del 2009.