4 de diciembre de 2013

ACTUALIZA 1-Ejecutivos firmas EEUU dicen problemas con Obamacare afectan repunte económico

(Actualiza con detalles; cambia título y redacción)

Por Ernest Scheyder

4 dic, 4 Dic. (Reuters/EP) -

- La incertidumbre sobre los costos que enfrentarán las empresas por la reforma al sistema de salud del presidente Barack Obama y otras regulaciones sigue obstaculizando el progreso del empleo y el gasto de capitales en Estados Unidos, dijeron el miércoles líderes empresariales del país.

Aproximadamente el 39 por ciento de los presidentes ejecutivos de firmas en Estados Unidos dijo que los costos regulatorios son su principal preocupación para los próximos seis meses, según un sondeo publicado el miércoles por Business Roundtable, una confederación que agrupa a empresas de ese país.

El grupo dijo que la accidentada implementación de la reforma al sistema de salud, conocida como Obamacare, ha dificultado a los empresarios la decisión de dónde destinar capitales para nuevas construcciones o contrataciones.

"Cada dos días parece haber una excepción sobre la Ley de Cuidado de Salud Asequible", dijo Jim McNerney, presidente de Business Roundtable y presidente ejecutivo del fabricante de aviones Boeing Co, en una conferencia telefónica.

"¿Tu distrito principal va a tener una excepción o no? Es difícil saberlo, por eso la gente reacciona cubriendo los riesgos para sus inversiones y para sus plantillas", agregó.

Partes de la ley que exigen a los empleadores brindar cobertura médica a sus trabajadores fueron postergadas a comienzos del otoño boreal hasta el 2015 por la Casa Blanca, aunque sigue estando poco claro cuándo las medidas será permanentes.

En general, las empresas estadounidenses siguen preocupadas por los impuestos a los planes de salud de primera categoría denominados "Cadillac", y también por los esfuerzos para reducir los costos de los servicios médicos, algo que podría elevar los costos de primas de seguros para compañías y empleados, señaló McNerney.

"No hay dudas de que muchos en la comunidad empresarial estadounidense están preocupados por el impacto de Obamacare en sus costos de salud", sostuvo.

El índice de desempleo en Estados Unidos ha bajado al 7,3 por ciento, y datos publicados el miércoles mostraron que las contrataciones del sector privado del país aumentaron en noviembre a su mayor ritmo en un año, incluso aunque el sector de servicios se desaceleró.

Los CEO de las firmas también continúan preocupados por la normativa de emisiones de carbono que se encuentra pendiente por parte de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, y por una creciente supervisión por parte del Departamento de Trabajo, indicó McNerney.

Más allá de Obamacare, los presidentes ejecutivos creen que la economía mejora modestamente, mientras se espera que las ventas, las inversiones y la contratación aumenten en los próximos seis meses.

Irónicamente, McNerney dijo que las compañías del sector de cuidado de la salud se beneficiarían del gasto de Obamacare.

"Ciertamente (la ley) produce algunos ingresos adicionales para compañías que participan del mundo del cuidado de la salud", declaró.

El índice del panorama económico de los presidentes ejecutivos de Business Roundtable subió a 84,5 para el cuarto trimestre desde 79,1 en el tercer periodo.

Una lectura sobre 50 significa que se espera crecimiento económico.

La expectativa de los jefes de empresas estadounidenses para el Producto Interno Bruto de este año fue de un avance del 2,2 por ciento, sin cambios respecto al trimestre pasado.

La Business Roundtable, una asociación de presidentes ejecutivos de las empresas más importantes de Estados Unidos, encuestó a 120 miembros entre el 4 y el 21 de noviembre.