24 de febrero de 2014

ACTUALIZA 2-Jefe de gabinete de Humala renuncia tras roces con ministro y primera dama

(Cambia redacción agrega detalles, contexto y citas)

LIMA, 24 feb, 24 (Reuters/EP)

- El presidente peruano, Ollanta Humala, sufrió el lunes una nueva baja en su gabinete con la salida de su primer ministro, que renunció por un roce con la primera dama y un influyente ministro, causando un dolor de cabeza al mandatario que se enfrenta a un desafiante escenario interno.

César Villanueva, que duró cuatro meses en el cargo, es el cuarto primer ministro en algo más de dos años y medio de Gobierno de Humala, quien afronta una difícil segunda mitad de mandato con una ambiciosa agenda de reformas sociales y proyectos para sostener el crecimiento de la economía del país.

Humala ya había ajustado su equipo de Gobierno en noviembre, cuando hubo un pequeño cambio de Gabinete ante un escándalo por protección policial indebida de la residencia de un empresario vinculado al ex jefe de inteligencia Vladimiro Montesinos, preso por corrupción y tráfico de armas.

"Me ha aceptado la renuncia porque yo se la he pedido y le he explicado cosas que obviamente nos llevamos los dos solos", dijo Villanueva a la radioemisora local RPP.

Villanueva había dicho la semana pasada que estaba coordinando con el ministro de Economía, Luis Castilla, un posible aumento del sueldo mínimo para todos los trabajadores en el país, pero el responsable de la política económica de Perú dijo posteriormente que el asunto no estaba en discusión.

Previamente, la influyente esposa del presidente, Nadine Heredia, había salido a contradecir a Villanueva.

Tras la renuncia de Villanueva, todos los integrantes del gabinete dejan sus cargos a disposición de Humala, cuyo Gobierno de cinco años culmina en el 2016, pero todo parece indicar que el actual ministro de Economía permanecería en el cargo.

Según analistas, la falta de cuadros políticos fuertes en el entorno de Humala y sus dificultades para tejer alianza con la oposición ponen en riesgo su ambiciosa agenda de reformas, claves para atraer inversiones en momentos en que la economía peruana es golpeada por una menor demanda por sus minerales.

Humala debe además recuperar la confianza de los empresarios y mejorar la calidad de vida de los más pobres cuando se avecinan comicios locales que amenazan con reavivar latentes conflictos sociales en el país.

Sin criticar directamente a Humala, Villanueva afirmó que el país requiere fortalecer sus instituciones con un gabinete en que no sólo prevalezca lo técnico sino también lo político.

"Un gabinete de ministros es un gabinete que si bien es cierto necesita la dosis tecnocrática necesita la dosis política para poderse manejar", dijo el renunciante jefe de gabinete.

La aprobación a la gestión de Humala subió en febrero a un 33 por ciento, su mejor nivel en ocho meses, luego de que un fallo de la Corte Internacional selló un prolongado diferendo marítimo entre Perú y Chile, según la firma local Ipsos.