28 de julio de 2014

ACTUALIZA 4-Misión argentina se reunirá el martes en Nueva York con mediador judicial a horas de default

(Agrega datos de mercado argentino y detalles)

Por Daniel Bases

NUEVA YORK, 28 jul, 28 (Reuters/EP)

- Una misión argentina se reunirá el martes en Nueva York con un mediador judicial en un intento de último minuto por evitar que el país caiga en un doloroso default debido a su negativa de compensar a los inversores que lo demandaron por su cesación de pagos hace más de una decada.

Tras una serie de derrotas judiciales, Argentina tiene hasta el miércoles para levantar un bloqueo que le ha impedido honrar un vencimiento de su bono Discount a fines de junio.

El juez de distrito en Nueva York Thomas Griesa ordenó a los bancos intermediarios del país sudamericano no proceder con el pago de sus obligaciones financieras en el exterior hasta que no compense con 1.330 millones de dólares más intereses a los fondos de cobertura que le ganaron una demanda por su masiva cesación de pagos en el 2002.

Argentina dijo que necesita que le permitan seguir honrando su deuda antes de sentarse a negociar un resarcimiento con los demandantes, liderados por los fondos NML Manangement Ltd y Aurelius Capital Management.

El mediador David Pollack dijo en un comunicado que recibió una llamada del Gobierno argentino para informarle que una delegación de técnicos se reunirá con él en sus oficinas en Manhattan el martes a las 11.00 hora local (1500 GMT).

"Los insté a que tengan conversaciones directas, cara a cara, con los acreedores, pero eso no pasará mañana", agregó.

La representación argentina estará encabezada el secretario de Finanzas, Pablo López; el titular de la Secretaría Legal y Administrativa, Federico Thea, y la procuradora del Tesoro de la Nación, Angelina Abbona.

El país sudamericano ha mantenido hasta ahora cuatro reuniones con Pollack en las que rechazó negociar directamente con los fondos de cobertura conocidos como "holdouts" y a los que califica de "buitres".

"Las negociaciones son extremadamente complejas, que requieren tiempo, por eso la Argentina reclama un stay (medida cautelar)", dijo el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en declaraciones a la prensa en Buenos Aires.

Para alcanzar un acuerdo "propiciamos, profundizamos y participamos activamente de un diálogo que permita alcanzar las condiciones de negociación", sostuvo.

Griesa se ha negado a poner en vigencia una medida cautelar que le permita a Argentina seguir cancelando sus vencimientos de deuda en el exterior mientras negocia con NML y Aurelius.

Un potencial acuerdo no puede ser alcanzado antes del 31 de diciembre, cuando vence una cláusula en los títulos que el país emitió en sus reestructuraciones de deuda del 2005 y 2010 que le impide ofrecer mejores condiciones de pago a la minoría de acreedores que se negaron a participar de esas operaciones.

Un grupo de tenedores con bonos argentinos en euros por valor de 4.000 millones de dólares envió una carta a Pollack diciéndole que, en caso de que Argentina llegara a un acuerdo con los "holdouts", no demandaría al país por violar la cláusula conocida como RUFO, según medios de prensa.

Unos 34.000 millones de dólares en títulos públicos emitidos bajo leyes extranjeras corren riesgo de caer en default si Argentina no destraba la situación en las próximas horas y se disparan cláusulas que le permiten a sus tenedores recuperar sus inversiones anticipadamente.

La posibilidad de una cesación de pagos hizo caer los bonos argentinos un 1,4 por ciento en promedio en el mercado extrabursátil de Buenos Aires. El título "Par" en dólares lideró las pérdidas con un 3,3 por ciento.

La cotización del dólar en el mercado negro, que funciona como un termómetro de la incertidumbre sobre el futuro de la economía, cerró a 13 pesos, apenas por debajo de su mínimo histórico de 13,10 pesos marcados en enero tras una sorpresiva devaluación.

El ministro de Economía Axel Kicillof dijo la semana pasada que Argentina está dispuesta a negociar, pero aclaró que debe ser en condiciones justas.

Kicillof participará el martes de una reunión de la unión aduanera Mercosur en Caracas junto a la presidenta Cristina Fernández.

Pollack dijo a Reuters que no había tenido noticias de Argentina desde que una delegación de técnicos abandonara Nueva York tras una corta reunión el viernes.

"Les dejé perfectamente en claro que estoy disponible todo el tiempo, ya sea en persona o por teléfono, en vista de la gravedad de la situación y el poco tiempo para resolverla sin un default", resaltó Pollack.

Un nuevo default sería un golpe para una economía en recesión debido a una alta tasa de inflación, pobres niveles de inversión y fuertes controles al comercio exterior y al mercado de cambios.

Para leer más