23 de octubre de 2014

ACTUALIZA 1-OMS muestra "confianza razonable" en que ébola no se está extendiendo por África

(Reescribe información con declaraciones de expertos de la OMS y detalles)

Por Stephanie Nebehay y Kate Kelland

GINEBRA/LONDRES, 23 oct, 23 (Reuters/EP)

- La Organización Mundial de la Salud dijo el jueves que sigue intentando reducir la tasa de nueva infecciones por el virus del Ébola, aunque confía en que la enfermedad que afecta a tres países de África Occidental no se haya propagado a las naciones vecinas.

Al ser consultado acerca de si países como Guinea Bissau, Mali y Costa de Marfil pueden sufrir casos de la enfermedad, el director general asistente de la OMS, Keiji Fukuda, aseguró que le parece improbable.

"Creo que ahora hay una confianza razonable de que no está habiendo una transmisión amplia del ébola en los países vecinos", comentó Fukuda en una rueda de prensa en Ginebra.

"Sigue siendo una gran preocupación para todos, pero en este momento no lo estamos viendo. Básicamente, pensamos que sería muy difícil que se nos pasara", añadió.

Reconoció que algunos casos de ébola podrían pasar sin ser detectados o no ser reportados por las autoridades "durante unos pocos días, una semana o dos".

"Pero si realmente estás teniendo brotes con mucha gente muriendo, debido a la amplia cobertura en todos los países, no importa en qué lugar estés, simplemente no podrías ocultar la muerte de mucha gente por razones misteriosas", afirmó.

La semana pasada, la OMS anunció el envío de equipos de expertos a Mali y Costa de Marfil para evaluar su preparación.

El impacto económico de un gran brote en Costa de Marfil se dejaría sentir en todo el planeta ya que su vecina Ghana produce cerca del 60 por ciento del cacao del mundo.

Aunque Senegal y Nigeria lograron contener el virus importado por viajeros, el ébola sigue devastando a los tres países en el corazón de la epidemia.

El Comité de Emergencia de la OMS que aconseja sobre el ébola indicó que sigue siendo fundamental supervisar a las personas que salen de Liberia, Sierra Leona y Guinea por aire, tierra y mar para reducir su expansión.

IMPACTO DE LOS CONTROLES

Como mínimo, el control de salida debería consistir en "un cuestionario, la toma de la temperatura y, si se descubre fiebre, una evaluación sobre el riesgo de que esté causada por el ébola", dijeron expertos independientes tras conversaciones a puerta cerrada.

"Es importante comprender que el control de salida no va a parar todo. Es importante reforzar el mensaje de la importancia del cuestionario, debe hacerse bien", dijo Isabelle Nuttall, del grupo de seguridad sanitaria de la OMS.

Hasta la fecha han sido supervisadas 36.000 personas que salían de Guinea, Liberia y Sierra Leona, de las cuales a 100 "se les prohibió volar", comentó en respuesta a una pregunta sobre los últimos datos disponibles.

Ninguno tenía ébola, aseguró el portavoz Tarik Jasarevic en un correo electrónico.

El comité reiteró que no debería haber una prohibición general a los viajes o al comercio internacional por culpa de la epidemia.

Sobre el control de pasajeros introducido a la entrada de algunos países, los expertos dijeron que podría tener "un efecto limitado" cuando se une a las revisiones a la salida. Pero los pros y contras deberían ser evaluados cuidadosamente y las decisiones tomadas caso a caso.

Hasta el momento han muerto al menos 4.877 personas, pero la verdadera cifra podría ser tres veces superior.

La respuesta a la enfermedad está basada ahora en un "plan 70-70-60", consistente en lograr el aislamiento del 70 por ciento de los pacientes y del entierro apropiado del 70 por ciento de los cuerpos durante un periodo de 60 días que termina el 1 de diciembre.

Pero los elementos necesarios para lograrlo -camas, centros de tratamiento, laboratorios, equipos para tratar los cadáveres y voluntarios- todavía son muy inferiores a lo necesario.

Al ser preguntado cuándo pensaba que podría empezar a bajar el número de nuevas infecciones, Fukuda dijo que "está claro que por ahora sigue siendo todo un reto, vemos que los números siguen subiendo. Se sigue necesitando un gran esfuerzo para llegar a esa curva y superarla después".

La OMS pidió en un principio 12.000 personas locales y 750 expertos foráneos, pero aumentó esos objetivos a 20.000 y 1.000, respectivamente. Fukuda dijo que por el momento solo hay 600 expertos extranjeros.

(Por Tom Miles y Stephanie Nebehay. Editado en español por Javier Leira)