30 de enero de 2015

ACTUALIZA 1-Precios en la zona euro igualan en enero la peor caída de su historia

(Amplía información)

BRUSELAS, 30 ene, 30 (Reuters/EP)

- Los precios al consumidor en la zona euro cayeron en enero de forma más pronunciada que lo esperado, a un ritmo que igualó el peor dato de su historia, lo que apoya el programa de impresión de dinero del Banco Central Europeo para combatir una deflación sostenida.

La oficina de estadísticas de la Unión Europea dijo en un dato adelantado el viernes que los precios en los 19 países que usan la moneda única cayeron un 0,6 por ciento en enero respecto al año anterior, tras un descenso del 0,2 por ciento en diciembre.

La cifra estaba por debajo de las expectativas, que preveían un descenso del -0,5 por ciento.

La zona euro sólo tuvo tasas negativas de inflación en otro periodo, entre junio y octubre de 2009. El descenso de un 0,6 por ciento visto este mes iguala la peor cifra de aquel periodo, en julio de 2009.

El descenso pronunciado de los precios de la energía explica la caída.

Los precios de la energía se hundieron un 8,9 por ciento. La comida no procesada fue un 0,9 por ciento más barata, contrarrestando la subida del 1 por ciento en los costos de los servicios.

Los precios del petróleo han caído más de la mitad desde junio y el Brent estaba el viernes por debajo de los 50 dólares el barril.

La inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de la energía y los alimentos no procesados, cayó en enero a un nuevo mínimo de la era euro del 0,5 por ciento, desde el 0,7 por ciento registrado en los tres meses anteriores.

Aline Schuiling, economista para la zona euro en ABN Amro, dijo que no creía que esto marque el comienzo de una tendencia negativa en la inflación subyacente.

Otros economistas, en tanto, dijeron que el impacto de ciertas alzas de impuestos realizadas hace un año podría haber provocado el descenso en las cifras de inflación subyacente en la zona euro.

El objetivo del BCE de mantener la inflación en poco menos de 2 por ciento en el mediano plazo y el riesgo de una deflación sostenida llevó a la entidad a poner en marcha a principios de este mes un programa de alivio cuantitativo de 1,1 billones de euros mediante la compra de deuda pública.

El Banco Central Europeo planea comprar deuda soberana desde marzo de este año hasta septiembre de 2016, liberando 60.000 millones de euros al mes en la economía.

"Esto confirma el punto de vista de las palomas (los defensores de una política monetaria más expansiva) respecto a que el BCE está en el camino correcto. Ese es el mensaje básico", dijo el economista de Commerzbank Bernd Weidensteiner.

"Sin embargo, creemos que la inflación está llegando a su punto más bajo y desde marzo comenzará a subir de nuevo si el petróleo está estable", dijo.