27 de marzo de 2015

ACTUALIZA 4-Southern Copper dice hará todos los esfuerzos para sacar adelante proyecto Tía María en Perú

(Actualiza con declaraciones a Reuters de CEO de Southern Copper. Cambia redacción)

Por Teresa Cespedes y Marco Aquino

LIMA, 27 mar, 27 (Reuters/EP)

- El presidente de la minera Southern Copper, Oscar González, dijo el viernes a Reuters que la empresa hará todos los esfuerzos para sacar adelante el proyecto de cobre Tía María en Perú, en una aclaración a un anuncio previo de la cancelación de la inversión de 1.400 millones de dólares.

González dijo en conversación telefónica que espera el apoyo del Gobierno del presidente Ollanta Humala y de la población para poder explotar el proyecto Tía María, ubicado en el sur de Perú, en común acuerdo con las actividades agrícolas de la zona.

"Southern Copper Corp proseguirá con sus esfuerzos para sacar adelante el proyecto Tía María y que esperamos que haya el apoyo de la población y del Gobierno en su conjunto", afirmó.

La compañía , controlado por el Grupo México, espera producir en el proyecto Tía María, en la región de Arequipa, unas 120.000 toneladas de cobre anuales a partir de 2016.

Southern Copper tiene ya la aprobación del estudio de impacto ambiental en Tía María y espera del Gobierno una licencia para iniciar la construcción de la mina este año.

Más temprano, el director de Relaciones Institucionales de Southern en Perú, Julio Morriberon, anuncio la cancelación del proyecto en una entrevista a la radioemisora local RPP.

Luego, la ministra de Energía y Minas de Perú, Rosa María Ortíz, dijo en una conferencia de prensa que convocó por el tema que esta noticia había sorprendido al Gobierno y que la compañía le ofreció una rectificación al respecto.

"Las declaraciones que se hicieron no recogen totalmente la intención del directorio al cual yo represento", dijo González sobre el anuncio de su portavoz.

Southern Copper opera en Perú las minas Toquepala y Cuajone y la refinería de Ilo, y en México explota los yacimientos Buenavista y La Caridad. La producción total de la minera en ambos países sumó unas 676.600 toneladas de cobre el año pasado.

La ministra Ortíz dijo a periodistas que había conversado el viernes con González en torno al anuncio previo y que el ejecutivo le manifestó que la firma iba a enviar una rectificación sobre el proyecto.

PLAN CLAVE

Cientos de agricultores en Arequipa se enfrentaron esta semana con la policía en una nueva protesta contra Tía María que comenzó el lunes. Y las fuerzas de seguridad debieron utilizar bombas lacrimógenas y balas de goma para evitar el bloqueo de carreteras en la zona.

La minería es vital para la economía de Perú porque sus ventas representan el 60 por ciento de las exportaciones totales del país, que es el tercer productor mundial de cobre y de zinc.

Las acciones de Southern Copper caían el viernes en la bolsa peruana poco más de un 5 por ciento, mientras que sus papeles en México retrocedían poco más de 2 por ciento.

González afirmó que en unas horas la compañía difundirá una nota de prensa con su posición en torno al proyecto.

"Nosotros estamos en la bolsa de valores de Nueva York, Perú y México y queremos aclarar esto también para que ellos conozcan la posición de la empresa", dijo.

El ejecutivo afirmó que la firma espera concretar conversaciones con la población para avanzar con el plan y luego tener las licencias oficiales para desarrollar Tía María.

"Esperemos que sean positivo y realmente se pueda llevar a cabo el proyecto, que tengamos las licencias de construcción para hacer más adelante la explotación de común acuerdo con la agricultura, como lo llevamos nosotros por muchos años en el sur en (sus unidades) Cuajone y Toquepala", afirmó.

La explotación de recursos naturales en Perú es foco de constantes conflictos sociales protagonizados por pobladores y comunidades nativas que acusan a las empresas de no respetar sus tierras o de contaminar las zonas donde viven.

Varios proyectos mineros en Perú han sido suspendidos en los últimos años en medio de protestas, entre ellos el plan aurífero Conga de 5.000 millones de dólares, que llevaban adelante la estadounidense Newmont Mining y la peruana Buenaventura.