31 de agosto de 2009

Acusan a Central Inteligencia Colombia de seguir con espionaje

BOGOTA (Reuters/EP) - La Central de Inteligencia de Colombia, inmersa en un escándalo de espionaje, siguió interceptando ilegalmente comunicaciones telefónicas de congresistas para establecer sus posiciones ante un referendo sobre la reelección presidencial, dijo el domingo una revista.

La nueva denuncia podría aumentar las críticas contra el Gobierno del presidente Alvaro Uribe, por la falta de medidas eficaces para controlar la agencia de seguridad, bajo su mando directo, en momentos en que la Cámara de Representantes se dispone a votar en último debate un referendo sobre reelección.

El escándalo en el Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) estalló en febrero después de que la revista Semana aseguró que funcionarios del organismo de seguridad interceptaban ilegalmente comunicaciones de magistrados, jueces, periodistas y funcionarios del Gobierno.

Después de la denuncia la Fiscalía General ocupó la sede de la central de inteligencia, confiscó algunos de los equipos de interceptaciones y Uribe le suspendió las funciones de espionaje.

"¿Qué es lo que está pasando en las últimas semanas y qué nos interesa? Simple: el referendo. Hay que saber en qué están y qué están pensando los políticos", dijo a Semana uno de los funcionarios encargados de las interceptaciones que no se identificó.

La Cámara de Representantes se alista para discutir y votar esta semana en último debate el texto de un referendo que busca habilitar a Uribe para buscar su segunda reelección inmediata en el 2010.

El director del DAS, Felipe Muñoz, solicitó a la Fiscalía investigar las denuncias del medio periodístico, negó interceptaciones desde la central de inteligencia y anunció su disposición de colaborar con las averiguaciones en una rueda de prensa.

El escándalo que se inició en febrero provocó la renuncia y destitución de más de 30 funcionarios de la Central de Inteligencia, en la que laboran 6.500 funcionarios.