5 de agosto de 2009

Advierten contra retirar prematuramente estímulo chino

PEKIN (Reuters/EP) - China mantendrá su política fiscal flexible por al menos tres años, pese a un creciente déficit fiscal, dijo un economista del Gobierno en declaraciones publicadas el miércoles.

"Incluso si nos guiamos por estimaciones conservadoras, el marco de tiempo para esta ronda de política fiscal proactiva debería cubrir al menos tres años", dijo Gao Peiyong, un investigador de la Academia China de Ciencias Sociales, en una columna en el People's Daily, el diario del Partido Comunista.

Gao dijo que la recuperación económica de China aún no estaba en terreno firme, por lo que un fin prematuro del estímulo podría derivar en una recaída.

"Es tanto necesario como urgente buscar un desarrollo económico estable a expensas del equilibrio fiscal. Es inevitable que la situación fiscal de China caiga en dificultades en un futuro no tan lejano", afirmó.

Pero Huang Yiping, profesor de la Universidad de Pekín y ex economista jefe de Citigroup en Asia, sostuvo que el Gobierno necesitaba ajustar sus políticas fiscales para evitar que la economía se vuelva demasiado dependiente de la inversión pública.

"El Gobierno debería ser más cauto para aprobar nuevos proyectos en los próximos meses, dado que la ola de inversión podría sentar las semillas de un incremento en los préstamos incobrables", dijo Huang en un foro.

Pekín quiere mantener su déficit presupuestario dentro del 3 por ciento del PIB este año, una meta que los economistas dicen que será difícil de alcanzar dadas las tendencias actuales del gasto y del ingreso. El déficit en el 2008 fue cercano al 0,5 por ciento del PIB.

China está implementando un plan de estímulo de 585.000 millones de dólares para ayudar a la economía a superar los efectos de la recesión global.

(Zhou Xin, Aileen Wang y Alan Wheatley)