30 de junio de 2016

Alejandro Díaz de León: "México busca consolidarse como la economía emergente de Norteamérica"

Alejandro Díaz de León: "México busca consolidarse como la economía emergente de Norteamérica"
NOTIMÉRICA

MADRID, 30 Jun. (Notimérica) -

El Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext) de México es una institución que busca financiar las exportaciones de bienes y servicios de pequeñas y medianas empresas "consolidando proyectos de inversión en una amplia gama de sectores".

El director general del banco, Alejandro Díaz de León, que asumió el cargo el pasado mes de noviembre en sustitución de Enrique de la Madrid, ahora secretario de Turismo, ha asegurado, en una entrevista concedida a 'Notimérica', que el balance de créditos concedidos por la institución ha crecido en los últimos 3 años.

Actualmente, Bancomext ha incrementado el fomento de la inversión en varios sectores como el turismo, la infraestructura de naves industriales, y sobre todo, en términos de generación eléctrica, ya que la institución mantiene su apoyo financiero y al desarrollo de proyectos relacionados con energías limpias.

Pregunta (P): En los meses que usted lleva en la dirección de Bancomext, ¿cuál es la situación de la institución?

Respuesta (R): Bancomext es un banco que ha crecido de manera importante en los últimos años. Ha consolidado su actuar en los sectores estratégicos y el objetivo es que siga siendo un factor que promueve la inversión y el crecimiento en el comercio exterior, y en particular, en las actividades vinculadas a la exportación de bienes y servicios.

Es un banco con unos buenos niveles de capital, con una muy baja cartera vencida y que ha podido crecer, prácticamente, un 3,5 puntos en su balance de créditos en los últimos 3 años y que esperamos que siga manteniendo una generación de cartera de alrededor de 25.000 o 30.000 millones de pesos anuales.

P: ¿Cuál es el avance de Bancomext en materia de promoción al comercio exterior y apoyo a las exportaciones?

R: Nosotros hemos buscado ajustar el tipos de servicios financieros que ofrecemos acorde a los diferentes sectores prioritarios. Por ejemplo, uno de ellos es el turismo. Históricamente, Bancomext ha sido un banco líder en el financiamiento al turismo, en aquellos destinos de sol y playa de tamaño importante.

También, hace unos cuantos meses, se lanzó un nuevo programa, que se llama 'Mejora tu Hotel', en el cual buscamos acercar el financiamiento a las empresas hoteleras también pequeñas y medianas. Sentimos que este es un programa muy útil, porque nuestro objetivo no es solo es detonar estos proyectos de mayor escala, sino también contribuir a que las pequeñas y medianas empresas cuenten con los servicios financieros necesarios para adecuar su oferta turística.

Luego, en la parte de naves industriales y maquiladoras, hemos buscado contribuir al financiamiento para la infraestructura de naves industriales.

Ha habido algunos jugadores internacionales de gran tamaño que han reenfocado sus estrategias y que se han salido del mercado. Para Bancomext ha sido prioritario que el financiamiento este presente para desarrollar este tipo de proyectos, que son la base de la pirámide sobre la cual radica toda la actividad manufacturera y de exportación. Alrededor de 2,5 millones de empleos gravitan de manera directa sobre las naves industriales en México.

Otros sectores prioritarios son, por ejemplo, el energético. La reforma emprendida por el Presidente Peña Nieto en el 2013 y 2014 no solo implica al rubro de hidrocarburos, sino también a la generación eléctrica.

En términos de generación eléctrica, un compromiso de México ha sido que para el 2024 el 35 por ciento de la generación eléctrica sea con energías limpias. Esto implica, que en los siguientes años, las oportunidades para la generación de energía eólica y solar van a ser muy significativas.

De hecho, este martes México fue país invitado en el II Congreso Eólico Español, en Madrid, y hubo participación de México tanto del sector empresarial como los reguladores, y en nuestro caso como el financiamiento a los proyectos.

Sentimos que hay un ánimo muy positivo en los empresarios españoles, que en los últimos años se han hecho líderes en el sector de renovables y ven a México con mucho optimismo y como una oportunidad de crecimiento para sus empresas.

Es muy afortunado que se esté combinando la experiencia y la tecnología que tienen las empresas españolas junto con las oportunidades y proyectos de inversión que tenemos en México.

P: Hace unos días, Bancomext firmó un acuerdo de cooperación con España enfocado a las pequeñas y medianas empresas, ¿cuál es el objetivo de este acuerdo?

R: Aquí lo que queremos buscar es que cada vez haya empresas que puedan beneficiarse del comercio exterior y de tener operaciones o proyectos de inversión en ambos países y que esto no sea más exclusivo de las grandes empresas.

Para nosotros es muy importante identificar empresas pequeñas y medianas que puedan tener este tipo de operación y vinculación de negocios en ambos países. Es una prioridad para el ICO (Instituto de Crédito Oficial de España) y para nosotros el poder contribuir de esta manera.

P: Por otro lado, ¿qué oportunidades cree usted que ofrece México a los inversores?

R: En el caso de México, hemos buscado diferenciarnos de otros mercados emergentes. En los últimos dos años, ha habido bastante volatilidad en los mercados internacionales, que ha afectado especialmente a los mercados emergentes. La desaceleración de la economía china, la caída de los precios de los "comodities" o materias primas, entre las que se encuentra el petróleo, el cobre y otros metales y minerales, ha afectado en general a las economías emergentes.

De esta forma, México ha buscado adoptar una estrategia basada en tres pilares para hacer frente a este reto. Uno es mantener y reforzar la estabilidad macroeconómica con el pilar de finanzas públicas ordenadas, con una política monetaria que contribuya a mantener una inflación baja y estable y con una amplia disponibilidad de recursos en moneda extrajera, tanto reservas internacionales como en la línea de crédito flexible que se tiene contratada con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El segundo pilar radica en las reformas estructurales que impulsó el Presidente Peña Nieto. Ya ha quedado superada la etapa legislativa y la etapa de legislación y regulación, y ahora estamos de lleno en la etapa de implementación. Las reformas estructurales, como la energética, han abierto muchas oportunidades a la inversión privada y extranjera.

Por eso pensamos que, a diferencia de lo que ocurra en otras economías emergentes, van a ser muy importantes para que la inversión en el país y para que la inversión extranjera directa se incremente. De hecho, lo empezamos a ver. México ha tenido incrementos en inversión extranjera directa en los últimos años.

El tercer pilar para hacer frente a este reto y que diferencia a México es el buscar consolidarnos como la economía emergente de Norteamérica. Hemos identificado que hay tres bloques manufactureros de las cadenas globales de valor.

El primero es la producción en Asia, predominantemente en China; la otra es en Europa; y la tercera es en Norteamérica.

En este bloque, lo que México busca es consolidar su presencia como un centro líder para la manufactura en el mercado norteamericano. Esto es lo que está detrás de las expectativas de crecimiento de las empresas automotrices, de las cuales hay un importante rol de las grandes armadoras.