23 de enero de 2014

ANALISIS-La cautela se impone en Davos al pensar en mercados emergentes

* Mercados emergentes pierden fuerza ante recuperación economías desarrolladas * Desaceleración lleva a pdtes. ejecutivos a ser más selectivos ante emergentes * Se mantiene oportunidad largo plazo, pese a ciertos retrocesos * Empresas miran más allá de BRIC para nuevos destinos Por Ben Hirschler

DAVOS, Suiza, 23 ene, 23 Ene. (Reuters/EP) -

- Las multinacionales se están volviendo cada vez más selectivas a la hora de invertir en mercados emergentes, porque la desaceleración del crecimiento en esos destinos y una recuperación en Occidente le están quitando brillo a una apuesta estratégica antes considerada un éxito seguro.

Varios ejecutivos dijeron en Davos que seguían comprometidos con las oportunidades que representan las florecientes clases medias que han surgido desde Shanghái hasta Lagos. Sin embargo, algunos se están retirando y redistribuyen recursos en regiones particularmente difíciles con márgenes bajos de rentabilidad.

"Fue una fiebre del oro. Ahora la fiebre del oro se terminó", dijo Jeff Joerres, presidente ejecutivo de la empresa de contratación de personal Manpower Group, entre cuyos clientes están muchas de las más destacadas compañías internacionales.

"En el pasado, independientemente de la industria y del producto, se corría a esos mercados porque allí había una oportunidad de arbitraje. Ahora hay un proceso de toma de decisiones mucho más optimista", explicó Joerres.

El nuevo humor corporativo va de la mano del marcado cambio en el equilibrio entre los principales motores de crecimiento económico del mundo, que tendrá a las economías desarrolladas, lideradas por Estados Unidos, recuperando su rol como impulsoras centrales de la producción global en el 2014.

Los mercados emergentes crecerán a un ritmo más acelerado que los desarrollados todavía este año, pero la diferencia en las tasas de expansión será la más baja desde 2002.

La semana pasada el Banco Mundial elevó su pronóstico del crecimiento global por primera vez en tres años, a 3,2 por ciento en 2014 desde 2,4 por ciento en 2013. Pero recortó las estimaciones para los países en desarrollo a 5,3 por ciento desde el 5,6 por ciento calculado en junio.

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Gráfico crecimiento de economías avanzadas versus emergentes: http://link.reuters.com/cup36v

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

¿CRISIS DE LA MEDIANA EDAD?

El equilibrio entre economías emergentes y desarrolladas es uno de los temas centrales del encuentro anual del Foro Económico Mundial que se celebra esta semana en los Alpes suizos, tal como fue destacado en una sesión el jueves titulada "¿Están los BRIC en una crisis de la mediana edad?".

Las tasas de crecimiento para Brasil, Rusia, India y China están a la mitad de lo que estaban antes de la crisis financiera, y las compañías están revisando cuidadosamente alternativas más allá de los "Cuatro Grandes".

Un ejecutivo de alto rango de una firma estadounidense de tecnología, que no quiso ser identificado, dijo que su compañía estaba pasando momentos especialmente difíciles en Brasil, con una gran incertidumbre también en Rusia, lo que llevó a la empresa a desplegar sus recursos en otros lados.

De hecho, el 60 por ciento de las compañías ahora prevén alejarse de los BRIC hacia otros mercados de crecimiento más acelerado, según una encuesta de Accenture a más de 1.000 ejecutivos.

"Se está poniendo más difícil y más competitivo y algunas compañías descubrirán que no tienen la estrategia correcta en ciertos lugares", dijo Mark Spelman, jefe de estrategias de Accenture.

"Habrá algunos que se retirarán, pero al mismo tiempo seguiremos viendo más inversión", agregó.

En un amplio abanico que va desde automotrices a fabricantes de jabón y whisky, las multinacionales han estado incrementando dramáticamente su exposición a mercados emergentes en los últimos años.

Las 505 principales compañías de Europa generaron un tercio de sus ventas en mercados emergentes en 2013, 2,8 veces más que en 1997, según cifras de Morgan Stanley. Pero a partir de este año, la curva debería empezar a aplanarse.

"La línea se desviaría por un rato, pero no creo que caiga sustancialmente", dijo Graham Secker, estratega de Morgan Stanley.

"La empresas quizás se focalizarán un poco más en las oportunidades en mercados emergentes. Por ejemplo, una firma química europea quería reubicar algunos activos en Estados Unidos para aprovechar los bajos costos de la energía", agregó el analista.

En algunos pocos casos las compañías están abandonando o descartando ciertas líneas de productos en algunos mercados emergentes.

El fabricante de cosméticos Revlon dijo a fines de diciembre que se irá de China, donde las ventas han estado cayendo, y su rival francesa L'Oreal ha dejado de vender su línea de productos Garnier en ese país.

En India, las difíciles condiciones del mercado ha llevado a varias firmas, en sectores que incluyen las telecomunicaciones y los minoristas, a limitar sus ambiciones.

La mayoría de las empresas, no obstante, ve la debilidad actual en los mercados emergentes como un riesgo estratégico que no frustrará seriamente planes basados en datos demográficos sólidos de largo plazo.

El gigante del sector de consumo masivo Unilever, que ahora genera más de la mitad de sus ventas en mercados emergentes, también afirma que no se va a apartar de sus planes por los malos tiempos en Brasil, India e Indonesia.

Tal enfoque tiene sentido a los ojos de Martin Sorrell, jefe de la agencia de publicidad WPP, que es optimista a largo plazo en relación a los mercados emergentes.

"Tener exposición en los mercados emergentes fue una ventaja para los analistas y los mercados financieros hace un año y ahora es una desventaja, lo cual es ridículo. Sea lo que sea que pase, esos mercados son el futuro", aseguró.