13 de marzo de 2015

Anatel da su visto bueno definitivo a la compra GVT por Telefónica en Brasil

Anatel da su visto bueno definitivo a la compra GVT por Telefónica en Brasil
EUROPA PRESS

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejo del regulador brasileño de telecomunicaciones Anatel ha dado 'luz verde' definitiva a la compra de la filial de Vivendi en Brasil, GVT, por parte de la multinacional española Telefónica, después de que dicho organismo ya aprobara, con condiciones, la operación a finales de diciembre en primera fase. De esta forma, la operación queda pendiente tal solo del visto bueno de la autoridad de competencia brasileña, CADE.

Anatel aprobó en una reunión celebrada ayer la transferencia de acciones prevista entre Telefónica y Vivendi como parte de la operación de compra de GVT, lo que se suma al que ya había otorgado en diciembre sobre la parte de la operación considerada en efectivo. En concreto, el consejo de Anatel ha dado 'luz verde' al intercambio de acciones de Vivendi en la nueva sociedad integrada tras la fusión por títulos de Telefónica en Telecom Italia.

El pasado mes de septiembre, Telefónica alcanzó un acuerdo definitivo con el grupo francés para comprar GVT por 4.663 millones de euros a pagar en efectivo, más un 12% del capital social de Telefónica Brasil tras su integración con GVT.

El acuerdo incluía la aceptación por parte de Vivendi de la oferta de Telefónica para adquirir 1.110 millones de acciones ordinarias de la participación que la española tiene en Telecom Italia, equivalentes al 8,3% del capital con derecho a voto de la compañía italiana (el 5,7% de su capital social), a cambio de un 4,5% del capital que recibirá Vivendi en la sociedad resultante de la integración de Telefónica Brasil y GVT.

El consejo de Anatel ha concluido además que la operación no supone "impedimento alguno" a la continuidad de servicios prestados por las filiales brasileñas de Telecom Italia, TIM Celular e Intelig, ya que ambas operadoras ya realizan actividades comerciales en el país desde hace más de diez años y la entrada de Vivendi tendrá lugar sobre la matriz del grupo.

Así, el regulador considera que TIM e Intelig, que son empresas controladas sólo indirectamente por Telecom Italia, podrán mantener con "normalidad" las condiciones de los servicios prestados una vez se haga efectiva la operación societaria.

PENDIENTE DEL 'OK' DEL ORGANISMO DE COMPETENCIA

No obstante, para la aprobación definitiva de esta operación queda aún el visto bueno de la autoridad brasileña de Competencia, Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE). En este sentido, la Superintendencia General del CADE recomendó en febrero aprobar "con condiciones" esta adquisición.

Esta recomendación deberá ser analizada por el Tribunal del CADE, que será el encargado de pronunciar un dictamen sobre dicha operación. Se dio traslado de la fusión el pasado 17 de noviembre y el plazo legal para que el organismo adopte una decisión final es de 240 días, prorrogable por otros 90 días más.

La Superintendencia del CADE identificó algunos aspectos favorables a la competencia en la transacción, como la posibilidad de que los clientes de Telefónica utilicen la red más moderna y de fibra óptica de GVT, e indicó, por contra, que en el Estado de Sao Paulo la operación podría significar una concentración de mercado, aunque considera que el riesgo a una subida de los precios es "poco probable".

Sin embargo, ya se acordó con ambas empresas la adopción de medidas para garantizar el suministro, calidad y precios competitivos en los mercados de telefonía fija, Internet, banda ancha y TV de pago.

Para leer más