12 de junio de 2007

Argentina.- Aerolíneas Argentinas y Austral cancelan todos los vuelos domésticos de hoy por el conflicto sindical

BUENOS AIRES, 12 Jun. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

Las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral, controladas por el grupo español de turismo Marsans, anunciaron la cancelación de todos sus vuelos domésticos previstos para hoy como consecuencia de la huelga que lleva adelante el personal de tierra.

"El motivo de la medida se debe al abandono del servicio en el que incurren desde el domingo pasado los trabajadores pertenecientes a la Asociación Personal Aeronáutico (APA)", informó la empresa en un comunicado.

La medida afecta a miles de viajeros que debían abordar sus vuelos en el aeropuerto de la ciudad de Buenos Aires Jorge Newbery, donde se congregan las salidas y llegadas de los vuelos domésticos y algunos internacionales.

"Cabe recordar que la compañía intimó anoche a los trabajadores que están llevando a cabo una medida de fuerza en el aeroparque metropolitano Jorge Newbery a prestar el servicio en forma normal y regular", agregó la compañía y añadió que "la empresa esta analizando todas las medidas posibles para solucionar el conflicto y poder normalizar lo más pronto posible el servicio".

El conflicto se inició cuando un pasajero agredió a un empleado de

Aerolíneas Argentinas debido al retraso en la salida de su vuelo, según dijeron los gremialistas. Densos bancos de niebla han provocado en los últimos días demoras en las llegadas y salidas de los vuelos del aeropuerto local. Los trabajadores pidieron a la empresa que se reforzara la seguridad para evitar nuevos incidentes.

Aerolíneas Argentinas intimó anoche a los trabajadores a retormar sus tareas y aseguró que pese al acuerdo firmado horas antes en la Dirección Nacional de Relaciones Laborales con representantes de la Asociación Personal Aeronáutico (APA) y donde ambas partes se comprometieron a reanudar las operaciones "aún no se ha concretado dicho acuerdo por parte de los trabajadores de APA".

"En este acuerdo Aerolíneas Argentinas y Austral se comprometieron a reforzar la seguridad privada ante posibles hechos puntuales de violencia, medida que ya fue implementada; mientras que la parte gremial convino en reintegrar de inmediato el personal a sus puestos de trabajo", agregó la empresa.

Esta mañana centenares de pasajeros se agolpaban frente a los mostradores de las dos empresas en busca de información. El problema es que la gran mayoría no puede cambiar sus billetes para otras empresas porque Austral y Aerolíneas controlan en forma mayoritaria el mercado de cabotaje local.