12 de marzo de 2012

Aerolíneas Argentinas solo invirtió un 10% de lo que recibió en aviones

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Aerolíneas Argentinas solo destinó el 10% del dinero desembolsado en los últimos tres años por parte del Estado argentino (un total de 1.859 millones de euros) en la compra de nuevos aviones, el resto, fue destinado a financiar el déficit operativo de la aerolínea y de Austral, que para comienzos de año ya registraban una pérdida diaria de 1,67 millones de euros, según el diario argentino 'Clarín'.

Con esa cantidad de dinero Aerolíneas podría haber comprado un total de 44 Boeing 737-NG, al precio actual, pero según el diario argentino, sólo adquirió dos.

Durante el primer año posterior a la estatalización de Aerolíneas Argentinas, expropiada a Marsans, el ex secretario de Transportes, Ricardo Jaime, gestionó con el Gobierno de Brasil la compra de 20 aviones Embraer a un precio de 533 millones de euros, a pagar un 15% por adelantado y el 85% restante a través de un crédito del brasileño Banco Nacional de Desenvovimento (BNDeS).

Además, durante ese mismo período, el entonces gerente general de Aerolíneas y actual ministro de Justicia, Julio Alak, autorizó la compra directa de dos aviones Boeing 737-700. El precio pactado entonces fue de 28 millones de euros por avión.

Esas dos han sido las únicas inversiones concretas realizadas por la aerolínea argentina, lo que equivale a poco menos de 190,5 millones de euros, si se contabilizan los 59,4 millones de euros de los dos Boeing, otros 80 millones de euros por el 15% de adelanto de los Embraer y, finalmente, 45,7 millones de euros tras el primer año devengado por el crédito del BNDeS.

Desde julio de 2009, cuando se hizo cargo de la presidencia de la aerolínea Mariano Recalde no ha habido nuevas inversiones en Aerolíneas y Austral, excepto el pago de las cuotas devengadas por los Embraer.

Según 'Clarín', el resto del dinero aportado por todos los contribuyentes fue para solventar el déficit de las dos compañías. Además, desde la estatalización no se han presentado balances contables auditados, donde figuren los detalles de los movimientos de fondos.