22 de octubre de 2008

Argentina.-La Bolsa de Buenos Aires cae un 17 por ciento la mayor en más de 10 años

BUENOS AIRES, 22 Oct. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Índice Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires tuvo hoy una caída de 16,9 por ciento, la más brusca en más de 10 años, como consecuencia del anuncio del Gobierno de la presidenta Cristina Fernández de estatizar el sistema de jubilaciones privadas vigente desde 1994.

La bajada de hoy se suma al 11 por ciento registrado ayer, antes de que se hiciera oficialmente el anuncio, concretado horas más tarde por la presidenta Fernández, quien hoy envió el proyecto para su discusión en el Congreso, donde se espera un arduo debate.

La explicación en la caída del Merval, que agrupa a los principales valores, se entiende por la desconfianza que genera la iniciativa del Gobierno, a la que muchos analistas entienden como una necesidad de buscar financiación para el año próximo.

Las bajadas en la Bolsa alcanzaron a 45 empresas, en tanto 4 no tuvieron cambios y sólo 3 registraron alzas. Las bajadas alcanzaron también a los títulos públicos que registraron caídas de un 10 por ciento de media. Los mayores descensos se registraban en las acciones de Telecom, con casi 35%, Banco Macro, con un 28 por ciento, y Edenor, con una pérdida de 24,7%.

Las administradoras de fondos de pensiones y jubilaciones son las principales inversoras en la bolsa, ya que se carteras está formadas por títulos públicos, acciones y plazos fijos. La entidad que las agrupa anunció que estudia acciones para resistir la medida.

PROYECTO DE LEY

El proyecto de ley enviado hoy al Congreso lleva las firmas de la presidenta Cristina Fernández; del jefe de Gabinete, Sergio Massa; y del ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y fue remitido a la Cámara de Diputados, donde comenzará su tratamiento.

El proyecto prevé la "unificación del sistema integrado de jubilaciones y pensiones bajo un único régimen provisional público", que será financiado a través de un "sistema solidario" y que garantizará a los afiliados del régimen de capitalización "idéntica cobertura y tratamiento" que el vigente en el esquema de reparto.

"En consecuencia, elimínase el actual régimen de capitalización, que será absorbido y sustituido por el régimen de reparto, en las condiciones de la presente ley", indica el artículo primero del proyecto, que pone fin al sistema inaugurado en 1994 durante la presidencia del peronista Carlos Menem.

Las AFJP tiene 9,5 millones de afiliados, aunque los que hacen aportaciones regulares son unos 3,5 millones de trabajadores. El sistema recauda unos 15.000 millones de pesos anuales (4.477 millones de euros) que con el nuevo sistema pasarán a ser administrados por el Estado.