17 de abril de 2012

Argentina.- Calderón considera "muy lamentable" la nacionalización de YPF y confía en que Argentina rectifique

MÉXICO DF, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de México, Felipe Calderón, ha considerado que la decisión de su homóloga argentina, Cristina Fernández de Kirchner, de expropiar YPF a Repsol es "muy lamentable", "muy poco responsable" y "muy poco racional", por lo que ha confiado en que Buenos Aires rectifique.

Calderón ha realizado estas declaraciones en respuesta a una pregunta lanzada por uno de los asistentes al Foro Mundial de Jóvenes Líderes Globales, según informa el diario 'El Universal'. "No entiendo", ha dicho en un principio, aunque después se ha animado a contestar.

Así, el presidente ha considerado que la decisión de "nuestra buena amiga Cristina Fernández (de Kirchner)" de nacionalizar YPF "no lleva a nada" porque perjudica a Argentina como destino de la inversión y del turismo.

Interrogado acerca de las consecuencias que dicha medida podría tener sobre el resto de la región, Calderón ha apuntado que "no ayuda" porque "se aplica el dicho: 'cuando veas las barbas de tu vecino rasurar, pon las tuyas a remojar'".

"Si queremos dar empleo no es con proteccionismo ni con expropiaciones, sino con comercio e inversiones recíprocas", ha subrayado el mandatario.

Por todo ello, Calderón ha expresado su deseo de que el Gobierno de Fernández de Kirchner corrija su decisión. "Hago votos por que Argentina pueda rectificar", ha subrayado.

A este respecto, ha confiado en que España ejerza "sus buenos oficios" para solucionar el conflicto, teniendo en cuenta la amistad que une a ambos países, así como la Presidencia de México del G-20.

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, aterrizará el martes en México en una visita oficial que, aunque ya estaba programada, servirá para recabar el apoyo del Gobierno de Calderón frente al de Fernández de Kirchner, según han confirmado fuentes gubernamentales a Europa Press.

La nacionalización de YPF también afecta indirectamente a México, porque la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) posee en torno al diez por ciento de Repsol.