15 de enero de 2008

Argentina.- Uno de los dueños de Marsans culpa a los pilotos de las cancelaciones de vuelos de Aerolíneas Argentinas

Insta a los sindicatos a firmar una paz social duradera para poder incrementar la flota de la compañía y seguir creciendo

MADRID, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y propietario del grupo Marsans y Aerolíneas Argentinas junto a Gonzalo Pascual, culpó al sindicato de pilotos de la aerolínea de sumir en un caos el aeropuerto internacional de Ezeiza, en Buenos Aires.

"Tenemos problemas con un sindicato en concreto, que es la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), que increíblemente está tomando unas posturas que rayan en una falta de responsabilidad muy seria, hasta el punto que sin ningún aviso previo y de manera sorprendente, decidieron un día no volar ninguno sin haber comunicado a la empresa nada de que iban a tomar esa medida de fuerza", señaló Ferrán en el marco de un coloquio organizado por el Club Siglo XXI.

Esta decisión de los pilotos llevó a la compañía, según explica Díaz Ferrán, a tener "incidentes gravísimos" con los pasajeros y el personal de tierra, en una situación "difícil de controlar". "No entendemos el motivo por el que han tomado esa medida que considero además una falta de responsabilidad muy importante ya no sólo para la empresa sino también para los usuarios que son nuestros clientes, pero también los suyos porque toda la empresa si no tiene clientes no puede funcionar", agregó.

La compañía negocia con todos los sindicatos una paz social duradera para los próximos tres o cuatro años, con el objetivo de renovar la flota y destinar parte de los 70 aviones que encargó Marsans al constructor aeronáutico europeo Airbus. "Gran parte de estos aviones están destinados a Aerolíneas Argentinas pero evidentemente necesitamos tener la seguridad de una paz social duradera y de que no van a ocurrir incidentes como el que acaba de ocurrir ahora que dañan muchísimo el nombre de la compañía y a nuestros clientes", apostilló.

Por último, instó al colectivo de pilotos a "recapacitar" para que no se repitan este tipo de situaciones y al Gobierno argentino a intervenir "con este sindicato para no tener estos problemas encima de la mesa". Rechazó la versión de los pilotos que apuntan a la ausencia de inversiones por parte de la compañía, argumentando "inversiones por encima de lo comprometido".

"Incluso en el último año han entrado en Aerolíneas Argentinas más de 150 nuevos pilotos y eso es porque hay aviones, hemos crecido por encima de lo que nos habíamos comprometido con el Gobierno argentino. Aerolíneas cuenta en la actualidad con 2.000 trabajadores y su flota es un 20 por ciento superior que en 2001. Hemos conseguido reflotar la compañía", indicó.

LOS VUELOS SE NORMALIZAN

La compañía anunció que entre hoy y mañana se normalizarán los vuelos, que vienen sufriendo retrasos desde el jueves de la semana pasada, principalmente en el aeropuerto internacional de Ezeiza.

Ayer hubo retrasos en vuelos que salían desde el aeropuerto Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires, desde donde se concentran los vuelos que parten hacia las ciudades del interior del país, en plena temporada de vacaciones de verano.

La empresa volvió a programar hoy cuatro vuelos que debían partir desde el aeropuerto internacional de Ezeiza, donde la semana pasada comenzaron los retrasos, que obligaron a reprogramar los vuelos debido a una protesta gremial, según informó la empresa.

Las demoras provocaron ofuscadas reacciones de los usuarios, quienes se enfrentaron a golpes con empleados de la compañía y de las agencias de seguridad que prestan servicios en la terminal área.