4 de agosto de 2006

Argentina.- El Estado argentino no busca aumentar su participación en Aerolíneas Argentinas

BUENOS AIRES, 4 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Estado argentino no busca tener una mayor presencia en Aerolíneas Argentinas con la compra de más acciones, sino mediante "un diálogo permanente" con los principales accionistas de la compañía, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz, según explicó hoy el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, artífice del acuerdo para que el Gobierno aumente su participación en la línea de bandera.

El encuentro, previsto para ayer, tuvo lugar finalmente hoy, después de que se suspendiera la audiencia prevista, aunque no fue el único compromiso que el mandatario anuló a lo largo del día por "motivos de agenda privada", según fuentes oficiales. La carta de intención firmada en Madrid durante la visita de Kirchner permite al Estado tener hasta un 20 por ciento de la compañía.

Para el Ejecutivo argentino, el objetivo es que la compañía aérea "sea lo más exitosa posible" y pueda cumplir con la demanda. A ello contribuirá la incorporación a su flota de cinco aviones antes de finalizar el año, según anunciaron los accionistas mayoritarios.

Durante el encuentro no se trató el tema tarifario. "El tema tarifario no está en nuestras manos, está en manos del Gobierno y es éste quien tiene la potestad de fijarlas en el mercado doméstico a los niveles que crea oportuno", contestó al respecto Gonzalo Pascual.

El objetivo de la reunión, según señaló Pascual, era informar sobre la situación actual de la compañía, "tanto internamente como de los recientes nombramientos". Aerolíneas Argentinas decidió comprar la parte del accionariado del empresario Antonio Mata por 126 millones de dólares (cerca de 99 millones de euros).

Antonio Mata tenía una pésima relación con el Gobierno de Néstor Kirchner, concretamente era manifiesto su rechazo al subsecretario de Transporte Aerocomercial, Ricardo Cirielli, y fue cesado como presidente de la compañía.