29 de noviembre de 2012

Fernández de Kirchner asegura que el país "hará honor a sus compromisos externos"

BUENOS AIRES, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ha asegurado que el país sudamericano "hará honor a sus compromisos externos", en el contexto de la preocupación por que su Gobierno no pueda hacer frente al pago de los próximo vencimientos de deuda soberana.

"Venimos pagando puntualmente desde 2005 sin acceder al mercado de capitales, con fondos propios, y lo vamos a seguir haciendo porque vamos a hacer honor a nuestros compromisos externos, como corresponde a una nación que ha recuperado la autoestima", ha dicho, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Télam.

La mandataria ha aprovechado para criticar el fallo emitido hace una semana por la Corte Federal de Nueva York, que impone al país sudamericano la obligación de pagar los 1.330 millones de dólares (unos 1.000 millones de euros) que debe a los fondos de inversión que rehusaron reestructurar sus bonos argentinos tras la quiebra de la nación austral, en 2001.

El fallo de la Corte Federal obliga a Argentina a hacer los primeros pagos a los bonistas que rehusaron la reestructuración en una cuenta de garantía el 15 de diciembre, justo cuando el país tiene previsto cancelar 3.000 millones de dólares (2.328 millones de euros) en intereses a los bonistas que participaron en la reestructuración.

En el caso de que el Gobierno no abonara la cantidad adeudada a los inversores que rechazaron la reestructuración, no se le permitiría desembolsar los pagos a los acreedores que sí aceptaron la reestructuración, incrementando el riesgo de incurrir en una nueva suspensión de pagos.

A este respecto, Fernández de Kirchner ha recordado que el Gobierno consiguió que el 93 por ciento de los bonistas reestructuraran su deuda soberana, considerado que "si la mayoría de los acreedores acuerdan con el deudor un determinado mecanismo, esto se hace extensivo a todos".

MÁS TIEMPO

La Cámara de Apelaciones ha ordenado este miércoles suspender temporalmente la aplicación del fallo de la Corte Federal, atendiendo así la petición formulada por el Ejecutivo argentino, que el pasado lunes presentó un recurso ante la misma solicitando la anulación de la sentencia y, entretanto, la inmediata suspensión de sus efectos.

El órgano jurisdiccional de segunda instancia también ha atendido la solicitud formulada por los bonistas que aceptaron reestructurar su deuda soberana, que el pasado lunes también presentaron un recurso contra el fallo de la Corte Federal, en el que pidieron presentarse como parte interesada en el proceso judicial.

No obstante, el alto tribunal ha subrayado que, tras su decisión de este miércoles, "quedan pendientes otras órdenes", en alusión a su futura respuesta sobre la petición argentina de declarar la nulidad absoluta del fallo de la Corte Federal.