30 de junio de 2006

Argentina.- El Gobierno aclara que el aumento del precio del gas boliviano será del 25% y no de más del 50%

BUENOS AIRES, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Planificación de Argentina, Julio de Vido, aclaró hoy viernes que el aumento del precio del gas importado desde Bolivia es del 25% y no superior al 50%, como aseguraban las informaciones publicadas en varios matutinos locales.

En declaraciones a la emisora local 'Radio 10', De Vido explicó que con las retenciones se compensará el incremento del precio sin que haya aumento de gasto para los hogares y aseguró que "se ha emparejado el valor (del gas) con el que tiene Brasil". "En este momento se pagan 4 dólares por millón de BTU", a partir del próximo 15 de julio el precio del gas será de 5 dólares, afirmó.

El ministro de Planificación explicó cómo se opera en la actualidad, donde el precio al que se adquiere es de 4 dólares y el valor interno es de sólo 1,80 dólares. Esa diferencia se compensa con las retenciones a la exportación del producto que Argentina tiene comprometido con sus vecinos.

"Así es como se hace con los combustibles. El petróleo se exporta a valores superiores a los 70 dólares pero en la Argentina se comercializa a 32 dólares. Las retenciones a la exportación compensan la diferencia", aseveró.

Con este mecanismo aplicado para el gas, los hogares argentinos no sufrirán ningún tipo de aumento en la tarifa. De hecho, este acuerdo también impulsa la creación del gasoducto del Norte, que proveerá del combustible a Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes, Entre Ríos y el norte de Santa Fe. "Quiero aclarar que el impacto será cero en el mercado argentino", acotó.

El acuerdo firmado con el Gobierno de Evo Morales, "se hará entre Enarsa e YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos)", ambas dos empresas estatales, mientras que las firmas privadas mantendrán el acuerdo por el que comprarán a 5 dólares el millón de BTU y lo venderán a 1,80 dólares en el mercado local.

Con exportaciones por 20 millones de BTU, la compensación incluso permitirá un pequeño beneficio para Argentina, ya que la importación será por 5 millones de BTU.

El acuerdo es por 20 años y el ministro argentino aclaró que lo único que falta por resolver con Bolivia es "la polinómica de ajuste" que se establecerá en los próximos meses.