12 de julio de 2008

Argentina.- El Gobierno argentino amenaza con nacionalizar Aerolíneas Argentinas si Marsans no cede su control

Sebastián y Moratinos hablaron esta semana con sus homólogos del tema, según la prensa de Buenos Aires

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno argentino ha amenazado a Marsans con nacionalizar Aerolíneas Argentinas si el grupo español no cede el control de la empresa, según informa hoy el diario local 'La Nación', que asegura que además exige a la empresa que emita un comunicado que reconozca la situación "caótica" de la aerolínea.

Según explica el diario, el principal impulsor de la nacionalización de Aerolíneas Argentinas sería el propio secretario de Transporte argentino, Ricardo Jaime, que está trabajando en un proyecto de ley para la nacionalización del 100% de los títulos de la compañía aérea.

De hecho, fuentes sindicales aseguraron al diario que "en realidad lo que se busca es la expropiación", y que el Gobierno argentino no quiere utilizar estos términos "porque suena a Chávez".

Según explica el rotativo, el subdirector general de Viajes Marsans, Vicente Muñoz, mantuvo una reunión en la Casa Rosada durante el cual se le realizaron estas exigencias, concretamente, la cesión total de "todas las operaciones a quien designe el Gobierno".

Otra de las exigencias del ejecutivo argentino fue que el grupo español desembolse los fondos necesarios para cubrir las operaciones de los próximos 90 días, suma que asciende a 90 millones de dólares (56,5 millones de euros) y que Marsans no quiere aportar teniendo en cuenta la situación actual, según fuentes cercanas a las conversaciones citadas por el diario.

El propio Jaume aseguró ayer en declaraciones a Radio 10 que el Gobierno argentino ha pagado los salarios de la compañía en los últimos cuatro meses y que los fondos estatales comenzaron a entrar en Aerolíneas Argentinas y en Austral en noviembre pasado. Según sus cálculos, esta aportación ascendería ya a los 100 millones de dólares (62,8 millones de euros).

GESTION DE MORATINOS Y SEBASTIÁN.

Aunque los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y José Luis Rodríguez Zapatero no han abordado personalmente el tema, La Nación asegura que los ministros de Industria, Turismo y Comercio y de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Sebastián y Miguel Angel Moratinos respectivamente, conversaron esta semana sobre la crisis con sus homólogos argentinos, Julio de Vido y Jorge Taiana.

El secretario de Transportes argentino respondió duramente a las acusaciones de Gerardo Díaz Ferrán, copropietario del grupo Marsans, que ayer aseguró al mismo diario que el Gobierno argentino está forzando su salida de la aerolínea y le pidió que "asumiera su responsabilidad".

Jaime aseguró que "hay compromisos que asumió la empresa y que no cumplió" y negó que el Ejecutivo argentino esté impulsando de manera intencionada la crisis de la aerolínea para justificar su nacionalización.

"Si alguien cree que el Estado puede haber deliberadamente perjudicado a una empresa que hoy debe casi 900 millones de dólares me parece que está mirando otra película", reclamó Jaime.

Jaime justificó la solicitud de intervención judicial que ayer concretaron el Gobierno y el sector aeronáutico ante el magistrado que maneja el concurso preventivo de Aerolíneas. "Por eso hemos recurrido a la Justicia. Para que sea la Justicia la que determine la gravedad de la crisis", afirmó.

El secretario de Transportes argentino no descartó la existencia del proyecto de ley para nacionalizar la compañía. "No descarto ninguna medida que tenga que ver con resolver las cuestiones de fondo, pero eso no me compete a mí", aseveró.

"Hoy las acciones que estamos llevando adelante son la vía judicial, que se paguen los sueldos y que haya continuidad en los servicios", precisó.