24 de abril de 2006

Argentina.- El Gobierno argentino buscará reducir en un 30% su deuda de 5.500 millones de euros con el Banco Mundial

BUENOS AIRES, 24 Abr. (Del corresponsal de Europa Press Rafael Saralegui) -

El Gobierno argentino continuará con su política de "desendeudamiento" y buscará reducir en los próximos meses en un 30 por ciento la deuda que mantiene por 6.800 millones de dólares (unos 5.500 millones de euros) con el Banco Mundial.

Así lo señalaron fuentes de la delegación que acompañó a la ministra de Economía, Felisa Miceli, a la asamblea conjunta del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que se celebró el pasado fin de semana pasado en Washington.

El Gobierno de Néstor Kirchner reducirá su deuda con el Banco Mundial en un 30 por ciento, siguiendo la estrategia que se inició el pasado mes de enero, cuando se saldó en un solo pago la deuda de 9.500 millones de dólares con el FMI, según informa el diario 'La Nación'.

De todos modos, el Ejecutivo argentino acudiría al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para solicitar nuevos créditos destinados a realizar obras de infraestructura, entre otras iniciativas, agrega el diario.

DEUDA CON EL FMI

Para realizar el pago al FMI, el Gobierno de Kirchner usó las reservas monetarias del Banco Central, que en la actualidad rondan los 21.000 millones de dólares (16.900 millones de euros). La estrategia de la Administración es recuperar las reservas utilizadas hacia fin de año.

La decisión de reducir la deuda en el Banco Mundial no se trata sólo de una cuestión financiera, ya que también obedece a una cuestión política porque en ese organismo tienen mayor peso los países integrantes del G-7, aun disconformes sobre la forma en que se resolvió el canje de títulos de la deuda externa.

En el BID, en cambio, hay mayor receptividad a los pedidos del gobierno argentino, según las fuentes que acompañaron a Miceli a Washington, ya que existen varios proyectos en carpeta que podrían ser aprobados en los próximos meses.