12 de junio de 2007

Argentina.- El Gobierno argentino descarta financiar a grupos locales para la compra del 25% de YPF

BUENOS AIRES, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Néstor Kirchner no tiene intención de financiar a grupos empresariales locales para la compra del 25% del paquete accionaral de la petrolera YPF, filial argentina de Repsol YPF, una operación en la que están interesados varios bancos internacionales y cuyo más firme candidato es el empresario argentino Enrique Eskenazi.

Así lo asegura en su edición de hoy el diario local 'Infobae', que cita fuentes empresariales y gubernamentales, que precisan que en este momento está descartada la participación de bancos o fondos nacionales en la operación, así como una eventual intervención del Estado, tal y como había se había especulado en las últimas horas.

De hecho, aseguran que hay un gran interés de "varios bancos internacionales" para financiar la compra de YPF, en referencia a Citigroup, Goldman Sachs y la Unión de Bancos Suizos (UBS), operación para la que se mencionan al menos cinco grupos locales: Eskenazi, Werthein, Mindlin, Eurnekian y Brito.

El nombre que más suena en las últimas horas es el del banquero y empresario Enrique Eskenazi, conocido por su cercanía al presidente Kirchner, actual titular del Banco de Santa Cruz, privatizado cuando Kirchner era gobernador de esa provincia, y dueño también de los bancos Santa Fe y San Juan, y una empresa constructora.

El resto de interesados son el también banquero Jorge Brito, dueño de Banco Macro, Eduardo Eurnekian, propietario de Aeropuertos Argentina 2000, que opera la mayoría de los aeródromos del país, el grupo Werthein, que recientemente se quedó con la mitad de Telecom Argentina, y Marcelo Mindlin, del grupo energético Pampa Holding.

BAJAR EL "RIESGO" LATINOAMERICANO

El argumento que más pesa en el entorno de la empresa española para desprenderse de títulos de la filial argentina es la necesidad de bajar el "riesgo" de sus activos en América Latina, según las citadas fuentes, que recuerdan las recomendaciones que han hecho en ese sentido las agencias internacionales de 'rating' a Repsol YPF.

En ese sentido, con la venta de un 25% a un grupo privado local, la posterior salida a Bolsa de un 20% y la incorporación de todos los activos que posee Repsol YPF en América Latina, los ejecutivos de la petrolera hispano argentina lograrían disminuir en un 45% el "riesgo latinoamericano".

En el caso de los inversores argentinos, el beneficio pasa por recuperar para el país un 45% de los recursos generados por la petrolera y que, hasta ahora tenían su destino en el exterior. La operación, definida como de "mediano plazo", llevará no menos de tres meses, según las mismas fuentes.

Por último, desde el sector privado argentino coinciden en que una operación de esta magnitud es transparente en sí misma, ya que en ella intervienen varias instituciones financieras internacionales, como la Bolsa de Nueva York, la Bolsa de Madrid y prestigiosas firmas de auditoría auditoras.