7 de febrero de 2008

Argentina.- El gobierno argentino dice que no se someterá a la supervisión del FMI

La institución ha solicitado información sobre los criterios de medición de la inflación

BUENOS AIRES, 7 Feb. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, insistió hoy en que el Gobierno no aceptará la supervisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para llegar a un acuerdo con el Club de París y saldar la deuda de casi 6.000 millones de dólares (4.138 millones de euros).

"Se hace difícil poder cumplir una de las cosas que no aceptamos, que es que se nos audite cuando las condiciones macro de nuestro país están mostrando solidez", señaló Fernández en declaraciones a Radio América.

Estas afirmaciones se producen después de que la institución enviara una carta al Ministerio de Economía argentino en la que pide precisiones sobre la forma que se elaboran los índices estadísticos en Argentina, una consecuencia de la crisis que afecta al Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), informa la prensa local.

Desde hace más de un año, el Indec, que depende del Ministerio de Economía se encuentra en una profunda crisis debido a que fueron despedidos varios funcionarios en medio de las acusaciones de los técnicos, que dicen que el Gobierno modifica los indicadores.

Según informa el diario argentino 'Clarín', el Indec ha cuestionado sobre todo la medición de la inflación, que el año pasado fue menor al 10 por ciento según el Gobierno, pese a que los analistas privados calcularon que fue el doble.

El gobierno del presidente Néstor Kirchner pagó la deuda con el FMI, de unos 10.000 millones de dólares (6.900 millones de euros), de una sola vez para no tener que someter la marcha de la economía a la supervisión de la institución presidida por el francés Dominique Strauss Kahn.

El reglamento del Club de París establece que las negociaciones con los países con deudas deben ser supervisadas por el FMI, algo a lo que el gobierno de la presidente Cristina Fernández, se resiste, tal como lo hizo antes su marido.

Los analistas afirman que Argentina debe llegar a un acuerdo con el Club de París para poder acceder a líneas de crédito internacional, la única forma de poder sostener en el tiempo el crecimiento de la economía del país.