14 de junio de 2006

Argentina.- El Gobierno argentino obtuvo un superavit de 1.000 millones de euros en mayo

BUENOS AIRES, 14 Jun. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Gobierno argentino acumuló en mayo un superavit fiscal de 3.906 millones de pesos (1.009 millones de euros), lo que representa un 18,1 por ciento más que lo obtenido en el mismo mes de 2005, informó la ministra de Economía, Felisa Miceli.

Durante una rueda de prensa que ofreció anoche en la Casa Rosada, Miceli detalló que en los primeros cinco meses del año el superavit llegó a 10.348 millones de pesos (2.673 millones de euros), lo que representa el 53,5 por ciento del superavit presvisto para todo 2006.

Al detallar los números de la recaudación, Miceli dijo que el superavit "habla a las claras de la solidez de las cuentas públicas", tras detallar que los ingresos crecieron en mayo un 17,5 por ciento, mientras que los gastos aumentaron un 17,3 por ciento.

El economista Marcelo Lascano, dijo que "desde el punto de vista de la política oficial el haber alcanzado en mayo la mitad del superávit comprometido es un éxito. Fue la meta del Gobierno. No me gustan los superávit especialmente, pero hay que felicitar a la ministra Felisa Miceli por que lo consiguió".

"En el último mes hubo un equilibrio entre gastos e ingresos del Tesoro y se alejan algunos miedos que circulaban respecto de una explosión de gasto", expresó Lascano en declaraciones a la agencia Télam, y agregó que "si la tendencia se manifiesta prudente la estabilidad monetaria y las expectativas podrían reforzarse".

A su vez, el economista Eduardo Curia dijo que el superavit obtenido "da la sensación de desaceleración del tema del gasto que me parece útil. Me parece que un poco se ha conciliado la prioridad que llevan los gastos de capital o de inversión con una performance global más presentable".

"Acá hay que computar también que el tema fiscal no sólo es la nación, sino las provincias. No puede entenderse lo que está pasando en las provincias que se va perdiendo el superávit como un factor que no tiene incidencia para la economía global", indicó.