1 de febrero de 2010

Argentina.-El Gobierno pide "no hacer conjeturas" sobre posibilidad de nacionalizar Telecom por el control de Telefónica

Advierte a Telefónica de que no le permitirán "una posición dominante"

BUENOS AIRES, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El jefe de gabinete presidencial, Aníbal Fernández, instó este lunes a "no hacer conjeturas" sobre la posibilidad de nacionalizar a la empresa Telecom Argentina debido a la participación de Telefónica en el capital del operador argentino.

En una entrevista con la emisora Continental, Fernández dejó claro que el objetivo del Gobierno "nunca fue" nacionalizar la empresa Telecom Argentina pero advirtió de que "cuando llegue el momento, se tomarán las decisiones que se tengan que tomar" para hacer frente a la actual situación de "monopolio" en el sector en Argentina.

"El objetivo nunca fue ese", insistió. "El objetivo es otra cosa: que Telecom, o mejor dicho Telefónica, cumpla con desprenderse de los bienes que tiene que desprenderse, como sucede en cualquier parte del mundo donde se está en presencia de un monopolio", precisó.

"No hay que hacer conjeturas. Hay que insistir sobre la particularidad de que la empresa se desprenda de lo que se tiene que desprender", zanjó.

El Gobierno argentino entiende que la participación indirecta de Telefónica en Telecom Argentina al controlar el operador español el 42,3 por ciento de los títulos del holding Telco, propietaria a su vez del 24,5 por ciento de las acciones en Telecom Italia, constituye "un monopolio".

Al mismo tiempo, Telecom Argentina está controlada a partes iguales por Telecom Italia y el grupo argentino Werthein.

Fernández desechó la posibilidad de que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, pueda instar a su homóloga argentina, Cristina Fernández, a no apoyar la nacionalización de Telecom Argentina.

"Acá no hay pedido que valga, acá hay que cumplir con la ley", subrayó. "El monopolio no es discutible nunca, y las cosas no se deben discutir, se deben demostrar. Si la realidad es que en la sumatoria (la empresa) tiene una posición dominante, esa posición dominante no se puede permitir", concluyó.