4 de julio de 2014

Argentina.- El mediador ante los tenedores de deuda argentina se reunirá el lunes con la delegación gubernamental

BUENOS AIRES, 4 Jul. (Reuters/EP) -

El mediador judicial en el caso que enfrenta a Argentina con acreedores de bonos impagos, Daniel Pollack, ha confirmado este jueves que se reunirá el próximo lunes con funcionarios de alto nivel del país sudamericano, que busca evitar una suspensión de pagos de su deuda reestructurada.

El lunes, el Gobierno de Argentina designó una delegación que participará en una reunión en Estados Unidos con Pollack. "En este sentido, el Ministerio de Economía informa que se ha designado una delegación para reunirse el día 7 de julio con el citado funcionario (Daniel Pollack)", indicó el Ministerio de Economía a través de un comunicado.

Este mismo jueves, el ministro de Exteriores argentino, Héctor Timerman, ha insistido en que Argentina quiere negociar con los 'fondos buitres' para resolver el conflicto que mantiene con ellos pero "no va a suicidarse", en referencia a los problemas que tiene el país para poder pagarles lo que les debe.

"Lo que el mundo se ha dado cuenta, así como (el juez Thomas) Griesa y los fondos buitres, es que Argentina quiere negociar, va a tratar de pagar, lo que no va a hacer es suicidarse", ha asegurado Timerman en declaraciones a radio Del Plata desde Washington.

Argentina depositó la semana pasada el pago para un cupón con vencimiento el 30 de junio para los tenedores de deuda reestructurada sin desembolsar otros 1.330 millones de dólares a los acreedores que no aceptaron el canje de deuda, los conocidos como 'fondos buitre', como había ordenado el juez Griesa.

Mientras tanto los bancos de Estados Unidos tienen prohibido hacer los pagos a los acreedores de Argentina. Griesa dijo el viernes que el depósito era ilegal y que el dinero debía ser devuelto al Gobierno argentino.

Si el dinero no llega a manos de los tenedores de deuda reestructurada el lunes, se considera que Argentina entrará en un default técnico. Pero tiene un período de gracia de 30 días que termina el 30 de julio para llegar a un acuerdo que acabe con la vieja batalla legal o caerá en un incumplimiento de pagos por segunda vez en 12 años.

Griesa designó a Pollack, un veterano abogado financiero de Nueva York, como asistente especial para ayudar a lograr un acuerdo entre Argentina y los tenedores en disputa.

Argentina incumplió con una deuda soberana de unos 100.000 millones de dólares en 2001-2002 y negoció una reestructuración con el 93 por ciento de los tenedores de bonos en un acuerdo considerado uno de los más costosos para inversores en la historia, pagando entre 25 y 29 centavos por dólar adeudado.