28 de agosto de 2007

Argentina.- El ministro Fernández dice que el Gobierno aplica la ley con la empresa Shell

BUENOS AIRES, 28 Ago. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, dijo hoy que el juicio que el Gobierno inició a los directivos locales de la petrolera angloholandesa Shell responde a la aplicación de ley y negó que se tratara de una persecución contra la compañía.

"Cuando uno está discutiendo los productos que son de utilización

indispensable y donde hay una ley de por medio que permite discutir cómo se lleva a cabo ese abastecimiento, se debe practicar con la ley en la mano, no hay que discutir mucho más que eso", dijo Fernández.

Ayer el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno ratificó ante el juez en lo penal económico Marcelo Aguinsky la denuncia contra Shelle por la presunta violación de la Ley de Abastecimiento y reiteró el pedido de prisión para sus directivos.

La empresa sostuvo en un aviso publicado en los principales diarios la semana pasada que era objeto de una campaña discriminatoria por parte del gobierno del presidente Néstor Kirchner, que mantiene una dura disputa con la empresa desde 2003.

Fernández dijo que "si uno, porque su producto no tiene la rentabilidad que desea, le cambia el nombre o le pone un aditivo, y con eso busca la alternativa de sortear el precio ordenado para que a todos nos impacte de la misma manera, y pone un valor mayor, evidentemente algo hay que hacer, sino estamos perdidos".

"Yo no soy un tipo al que le guste el control de precios, nunca creí en el control de precios. Pero cuando tiene que salir de una economía tan deteriorada, como la que Argentina tuvo tan solo cinco años atrás, el equilibrio, el crecimiento armónico de los sectores tiene que ser coordinado, seguido y monitoreado por el Estado", dijo.

El presidente de Shell Argentina, Juan José Aranguren, negó ayer los cargos contra le empresa realizados por el gobierno y aseguró que "la compañía cumplió con las normas de abastecimiento de combustibles al mercado interno".