7 de mayo de 2007

Argentina.-El Premio Nobel de Economúa Edmud Phelps recomienda al Gobierno de Kirchner controlar "rápido" la inflación

BUENOS AIRES, 7 May. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

El Premio Nobel de Economía, Edmund Phelps, ha recomendado a las autoridades argentinas actuar "rápido" para contener la inflación y adoptar una serie de reformas para que continúe el crecimiento de la economía local.

"Creo que Argentina debería atender las expectativas inflacionarias de forma rápida porque sino el tema ciertamente se tornará peor", dijo el economista en declaraciones el diario Clarín recogidas por Europa Press.

"La receta a utilizar depende de cada país. Si fuera Estados Unidos le diría endurecer un poco la política monetaria. Pero en la Argentina hay que ver", agregó.

Casado con una argentina, Viviana, Phelps, de 74 años, visitará Buenos Aires a fin de mes para participar del Primer Congreso Internacional de Ciencias Económicas, organizado por la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires.

La inflación creciente es uno de los temas de discusión entre economistas locales, mientras el Gobierno de Néstor Kirchner promueve acuerdos de precios para lograr una inflación menor al 10% al año, algunos analistas consideran que los precios se hayan distorsionados.

Phelps dijo que el Gobierno debería instrumentar una serie de reformas para mejorar el clima de negocios y el nivel de inversiones. "El foco debe ponerse en lograr un proceso constante de mejora de su sistema económico, sus instituciones económicas y culturales", dijo.

Así, recomendó al Gobierno realizar modificaciones tributarias o mejorar las regulaciones, otorgar subsidios a los empleos de salarios más bajos y hacer hincapié en el factor cultural como uno de los ementos que dinamizan la economía.

"En Argentina deben celebrarse más los emprendimientos personales, el nacimiento y el crecimiento de las empresas y también polìticas que alienten una mayor inclusión de la población en la economía formal", sentenció el economista.