20 de diciembre de 2006

Argentina.- El superávit de noviembre en Argentina alcanzó los 416 millones de euros, un 4,4% más que en 2005

BUENOS AIRES, 20 Dic. (Del corresponsal de EUROPA PRESS Rafael Saralegui) -

La ministra argentina de Economía, Felisa Miceli, informó hoy que el superávit fiscal de noviembre llegó a 1.640 millones de pesos (416 millones de euros), lo que representa un incremento de 4,4 puntos con respecto al mismo mes de 2005.

Durante una rueda de prensa en la Casa Rosada, sede del Ejecutivo, Miceli explicó que el superávit acumulado en los 11 primeros meses del año supera en un 20,7 por ciento al obtenido en el mismo período del año anterior.

"Hemos logrado superar ampliamente las metas nominales que nos habíamos propuesto", indicó Miceli, quien explicó que el superávit acumulado hasta noviembre llega a 22.898 millones de pesos (5.811 millones de euros), con lo que lo que el superávit ya supera en un 16,7 por ciento la meta presupuestada para 2006.

"Estos números reflejan el muy buen momento de la economía, ya que este superávit se logra en virtud del crecimiento de todos los tributos, como lo hemos dicho cuando presentamos la recaudación de noviembre", explicó la titular de la cartera de Hacienda.

"El año se termina dentro de lo previsto en el Presupuesto 2006, con un superávit primario superior al 3 por ciento del PBI", destacó la ministra, para luego realizar una comparación con lo sucedido hace cinco años, cuando estalló la peor crisis social y económica de la historia argentina.

"Presentar estas cifras cinco años después (de 2001) señalan el esfuerzo de la sociedad y las políticas correctas del Gobierno nacional para encauzar esa situación y llevar adelante este esquema de crecimiento sustentable que termina 2006 con muy buenos indicadores y comienza un 2007 con muy buenas perspectivas", añadió.

"Nuestro Gobierno tiene la estrategia de ser razonable y racional en las proyecciones macro-económicas, de manera de no estimular incrementos en los gastos por encima de las posibilidades reales y concretas", dijo Miceli cuando se le preguntó como se asignarían los recursos excedentes.

"Nos preocupa la falta de información o a veces la mala intención que hay cuando se señala que el Gobierno se queda con partidas y las distribuye a su antojo y no es así, sino que se distribuye esos recursos de acuerdo a las necesidades", concluyó la ministra.