2 de abril de 2012

Argentina.- La UE y EEUU denuncian ante la OMC el creciente proteccionismo de Argentina

GINEBRA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La UE y Estados Unidos, junto a otros doce países, han presentado ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) una queja por el cada vez mayor número de medidas restrictivas a las importaciones procedentes de un creciente número de países, hasta haber establecido "de facto" un nuevo sistema que opera restringiendo las importaciones de todos los productos.

"Queremos expresar conjuntamente nuestra continuada y profunda preocupación respecto a la naturaleza y aplicación de medidas comerciales restrictivas por parte de Argentina, que afectan negativamente a las importaciones procedentes de un creciente número de países miembros de la OMC", expone el comunicado suscrito por una cuarentena de países, en los que, además de la UE y EEUU, aparecen también Turquía, Japón, Nueva Zelanda o Australia.

En este sentido, los firmantes destacan el "uso excesivamente amplio" que hace el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner de los denominados como "requisitos no automáticos" en la concesión de las licencias de importación, así como el "enorme incremento" de los productos afectados.

"Un requerimiento no automático de licencia resulta incompatible con la OMC a menos que sea necesario para aplicar medidas conformes a las reglas de la OMC y no tenga efectos restrictivos ni distorsionadores sobre el comercio", recoge la denuncia.

Asimismo, la queja subraya la "falta de transparencia de Argentina" a la hora de implementar su régimen de licencias para la importación, lo que genera una profunda incertidumbre a los potenciales exportadores e inversores.

Por otra parte, los denunciantes señalan que el pasado 1 de febrero entró en vigor la normativa que obliga a prerregistrar, revisar y aprobar de cada transacción importadora, lo que genera importantes retrasos y costes.

"Parece que el nuevo sistema está operando con un programa para restringir de facto las importaciones de todos los productos", acusan los países liderados por EEUU y la UE, que acusan al Gobierno argentino de obligar a las compañías que desean importar productos a aceptar realizar exportaciones de valor igual o superior o bien a establecer centros de producción el país.

"Muchas empresas dicen haber recibido llamadas de funcionarios del Gobierno argentino en las que se les informaba de que debían aceptar estos compromisos comerciales con anterioridad a recibir autorización para la importación de bienes y servicios", añaden.

EXPULSADA DEL SISTEMA DE ARANCELES REDUCIDOS DE EEUU

La denuncia presentada por esta cuarentena de países ante la OMC se suma a la reciente decisión de EEUU de expulsar a Argentina de su sistema de aranceles reducidos para mercancías procedentes de países en desarrollo en represalia por el impago de más de 300 millones de dólares (unos 225 millones de euros) en disputas del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con dos empresas estadounidenses.

De este modo, Argentina queda fuera del Sistema General de Preferencias (SGP), que supone tasas menores para la importación de un millar de tipos de mercancías. Esta expulsión por impago del SGP no tiene precedentes en Estados Unidos y será efectiva en un plazo de 60 días.

La disputa enfrenta al Gobierno argentino con Azurix Corp, una empresa dedicada a la gestión de aguas, y con Blue Ridge Investment, filial del Bank of America, que denunciaron en la década de 1990 al Estado argentino por el incumplimiento de los contratos de concesión suscritos.

El tribunal arbitral del Banco Mundial ya condenó en 2006 a Argentina a pagar una indemnización de 165,2 millones de dólares a Azurix, por haber rescindido el contrato de provisión de agua potable en la provincia de Buenos Aires.