20 de marzo de 2007

Argentina.-Unilever Argentina defiende que su compromiso con el Pacto Mundial está directamente vinculado con el negocio

Defiende los Informes de Progreso como "una herramienta de liderazgo, aprendizaje, estimulo del diálogo y credibilidad de la iniciativa"

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El fabricante de productos de consumo y alimentación Unilever en Argentina, firmante de los Principios del Pacto Mundial de Naciones Unidas, apuesta por este compromiso como una parte integral de su estrategia y de sus operaciones, es decir, "directamente vinculado con el negocio".

Destacada este mes en la Sección de 'Buenas Prácticas' del Boletín del Instituto Argentino de Responsabilidad Social Empresarial (IARSE), Unilever señala que "la mejor forma de 'hacer negocios' es hacerlos de forma responsable", con el fin de que los consumidores de estas compañías y marcas responsables puedan confiar para una vida más sana.

Según señala Unilever, su Informe de Progreso 2005 --un documento que las empresas adheridas al Global Compact tienen que presentar con el fin de informar sobre sus avances en estos Diez Principios si no quieren pasar a formar parte de la lista de 'Inactivas'-- "es una muestra de ese compromiso, pero también una herramienta para ejercer el liderazgo, facilitar el aprendizaje, estimular el diálogo, promover la acción y mantener la credibilidad de la iniciativa".

Entre las actividades puesta en marcha por la compañía se encuentra el Programa 'Capacitación y nuevas oportunidades' dirigido a las comunidades de las plantas de Cuidado Personal y del Hogar como una formación técnica profesional. Una vez finalizada ésta, cada alumno recibe un Título Oficial de Operador Industrial, avalado por la Secretaría de Formación del Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires.

Además, el pasado año desarrolló el Programa 'Protagonistas del Cambio' para fomentar un espacio de trabajo en equipo entre emprendedores sociales y directivos de la empresa, quienes trabajaron durante meses para responder a necesidades puntuales de diversas entidades solidarias.

La compañía entregó también el 'Premio Unilever al Diseño de Envases' enfocados al diseño industrial y dirigido a profesionales y estudiantes de diseño y orientados a reducir el impacto ambiental de éstos una vez que han cumplido su vida útil.

Además, la empresa realizó Cursos de formación para pymes y proveedores para mejorar la calidad de su gestión y un Programa de Voluntariado para que los empleados de Unilever pudieran desarrollar labores solidarias a través del trabajo comunitario.

Para promover hábitos alimenticios saludables en la oficina que apunten a mejorar la salud y calidad de vida de los empleados Unilever también desarrolló una campaña de promoción de la fruta y la verdura por ser la principal fuente de fibra en la dieta, ubicando cestas de frutas frescas en cada uno de los pisos de edificio. Durante los meses de verano se incorporaron fuentes de ensalada de frutas de estación con el fin también de reducir la ingesta de café --mas perjudicial que la fruta fresca-- entre los trabajadores.

EMPLEO, DISCAPACIDAD Y RECICLADO

La compañía cuenta entre su plantilla con un grupo de trabajo integrado en su totalidad por personas ciegas (62) que se dedican a evaluar distintos productos y que funciona como un panel externo con supervisión de Unilever.

Estas personas realizan el testeo de fragancias en su división de perfumería aportando a la compañía sus altas capacidades en el tema, a la vez que genera puestos de trabajo digno para ellos. Esta es una iniciativa que cuenta con el apoyo financiero del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y que fue premiado por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Finalmente, Unilever cuenta con un Programa permanente de reciclado de papel del que se informa continuamente al personal de la compañía, a través de mails, carteleras y ficheros ubicados en las cercanías de los cestos contenedores, con el objetivo de generar una conciencia crítica sobre la necesidad del cuidado del Medio Ambiente.

La firma ubicó contenedores especiales --de diferentes formatos y colores-- en cada una de las oficinas de Unilever para que el personal de la empresa pudiera depositar los papeles desechados, así como también máquinas trituradoras de papeles para aquellos de carácter confidencial.

Una vez recolectado el material, Unilever lo traslada a diferentes instituciones que se encargan de reciclarlo, como la Fundación del Hospital de Pediatría Garrahan. Desde el año 2000, se han donado más de 200 toneladas de papel, evitando la tala de casi 2.550 árboles.

Unilever fabrica, entre otros, productos alimenticios como Calvé, Findus, Knorr, Lipton, Tulipán o Frigo y de cuidado y belleza personal como Axe, Domestos, Dove, Sunsilk, Rexona, Signal o Timotei.