18 de julio de 2012

Argentina.- YPF acuerda crear un fondo de reserva para inversiones y reducir el pago de dividendos

BUENOS AIRES, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La junta de accionistas de la petrolera argentina YPF ha acordado por "mayoría absoluta" crear un fondo de reserva para inversiones dotado con 5.751 millones de pesos (1.028 millones de euros) y destinar 303 millones de pesos (54 millones de euros) al pago de dividendos, lo que supone una drástica reducción, con el objetivo de aumentar la producción.

YPF ha informado a través de un comunicado enviado a la Comisión Nacional de Valores de las decisiones que ha adoptado su junta de accionistas en la reunión que ha celebrado este martes en la ciudad de Buenos Aires sobre la distribución de los beneficios obtenidos en 2011 y del remanente del ejercicio anterior.

En primer lugar, los accionistas de YPF han decidido "desafectar" los 1.057 millones de pesos (188 millones de euros) de la Reserva para Futuros Dividendos y sumarlos a Resultados No Asignados, alcanzando una suma total de 6.353 millones de pesos (1.135 millones de pesos).

Del total, 5.751 millones de pesos se destinarán a crear un fondo de reserva para inversiones en los términos del tercer párrafo del artículo 70 de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales y sus Modificaciones.

Del monto restante, 303 millones de pesos (54 millones de euros) se destinarán al pago de dividendos, que fue bloqueado a principios de año por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, considerando que los beneficios deben destinarse a proyectos de inversión para aumentar la producción.

Entonces, YPF distribuía entre el 80 y el 90 por ciento de sus beneficios entre sus accionistas, una de las tasas más altas de la industria petrolera. Los dividendos se repartían, principalmente entre la empresa española Repsol y la argentina Petersen.

Los 299 millones de pesos (53,4 millones de euros) restantes se destinarán al ahorro empresarial, para cumplir con las limitaciones a la distribución de beneficios impuestas por Comisión Nacional de Valores.

En la junta de accionistas han participado el director de YPF, Miguel Galuccio, y el secretario de Política Económica, Axel Kiciloff, en representación del Gobierno; Luis García del Río, en representación de Repsol; y el secretario del Gremio de Petróleo y Gas Privados, Guillermo Pereyra, en representación de los trabajadores.

También han asistido los dos nuevos accionistas minoritarios, el banco brasileño Itaú, que posee el 3,6 por ciento del capital social, e Inbursa, una de las empresas del multimillonario mexicano Carlos Slim, que posee el 8,3 por ciento.

Ambos se hicieron con la cartera de acciones de YPF tras ejecutar las garantías crediticias por impago impuestas a la familia Eskenazi, propietaria del Grupo Petersen, según informa la agencia de noticias Télam.

El resto del capital social se reparte del siguiente modo: un 51 por ciento para el Estado argentino --26 por ciento para el Gobierno y 24,99 por ciento para las provincias petroleras--, un 17 por ciento de 'free float' y un 12 por ciento para Repsol.