17 de septiembre de 2009

Ataque contra tropas Italia deja 16 muertos en Kabul

Por Sayed Salahuddin y Stephen Brown

KABUL (Reuters/EP) - Un atacante suicida con bomba causó la muerte el jueves de al menos 16 personas, incluyendo seis soldados italianos, en un feroz ataque contra un convoy militar en una vía del centro de Kabul.

Se trata del peor asalto contra el contingente italiano desplegado en Afganistán.

El incidente provocó conmoción en Italia, en momentos en que los líderes europeos luchan por convencer a una opinión pública escéptica sobre la necesidad de mantener despliegues en Afganistán, en un conflicto de ocho años que ha alcanzado su fase más violenta.

El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, dijo que su Gobierno estaba "cerca de las familias de las víctimas, compartiendo el dolor en este trágico momento, y expresa su solidaridad con todos los miembros de la misión italiana en Afganistán".

Insurgentes talibanes se adjudicaron el asalto en un mensaje de texto enviado desde un número telefónico usado por un portavoz de los rebeldes.

El ministro de Defensa afgano, Zaher Azimy, señaló que 10 civiles afganos perecieron y 52 personas resultaron heridas en la explosión.

En el lugar del ataque, tropas afganas llevaban a los civiles heridos hacia ambulancias cerca de varios vehículos militares italianos destruidos.

El cuerpo de al menos un soldado italiano yacía en la calle en frente de un camión blindado que portaba una bandera del país europeo. Otros restos estaban esparcidos en la escena. El chasís de un auto que había estallado podía verse a varios metros de distancia.

"Yo estaba comprando cuando escuché una explosión atronadora", dijo el testigo Shah Mohammad, un anciano que estaba en el lugar.

ALGIDO DEBATE POR TROPAS

El Parlamento de Italia mantuvo un minuto de silencio en honor a las víctimas, pero el debate político sobre la misión se reanudó casi de inmediato.

Buena parte del Gobierno conservador y del principal frente de oposición de centro izquierda apoyaron ampliamente el despliegue italiano. El Ministro del Interior, Roberto Maroni, dijo que remover a los soldados "significaría rendirse a la lógica del terrorismo".

La extrema izquierda, en tanto, retomó sus demandas por un retiro inmediato.

"La presencia del contingente militar italiano en Afganistán es el fruto de una estrategia y políticas equivocadas", sostuvo el líder del partido comunista de Italia, Paolo Ferrero.

El Papa Benedicto XVI expresó sus "oraciones por las víctimas y su solidaridad con sus familias", según dijo un portavoz del Vaticano.

La zona donde ocurrió en asalto en Kabul se encuentra a escasa distancia del enclave diplomático en el que se sitúan varias misiones de Occidente, incluidas las embajadas estadounidense y británica, y la vía es utilizada a menudo por las tropas extranjeras.

La semana pasada, un atacante suicida talibán hizo explotar su vehículo en las afueras de la entrada principal de una base militar usada por los soldados de la OTAN en el interior del único aeropuerto de Kabul. Varios afganos murieron en ese ataque.