27 de agosto de 2009

Ataque de suicida con bomba deja 22 muertos en Pakistán

Por Ibrahim Shinwari

JAMRUD, Pakistán (Reuters/EP) - Un suicida con bomba causó el jueves la muerte de 22 guardias fronterizos de Pakistán, en un ataque en el principal cruce fronterizo con Afganistán, informaron funcionarios del Gobierno.

El ataque aumenta los temores de que militantes talibanes pakistaníes -que según funcionarios están desorganizados desde la muerte de su líder, Baitullah Mehsud, el 5 de agosto en un ataque con un misil estadounidense- estén actuando en represalia contra las fuerzas de seguridad.

"Fue un ataque suicida y hasta ahora sabemos que 20 policías murieron", informó el funcionario de Gobierno Manzoor Hussain.

Nasir Khan, un integrante del Gobierno en la región de Khyber, dijo que 22 personas habían muerto en el ataque en el cruce fronterizo de Torkham.

"Ellos estaban sentándose para romper el ayuno cuando se acercó el atacante", dijo el funcionario de inteligencia, quien pidió no ser identificado, haciendo referencia al término del ayuno al atardecer durante el mes musulmán del Ramadán.

Durante los últimos dos años, Pakistán ha sido azotado por una serie de ataques suicidas con bomba lanzados por militantes vinculados a Al Qaeda, que luchan contra el Gobierno por su apoyo a la campaña liderada por Estados Unidos en contra de la militancia islamista.

Las fuerzas de seguridad han obtenido ganancias significativas desde fines de abril en una ofensiva contra talibanes pakistaníes en el valle de Swat, al noroeste de Islamabad, y también han estado atacando a los hombres del jefe talibán Mehsud en la región de Waziristán del Sur, en la frontera afgana.

Más temprano el jueves, dos misiles que supuestamente habrían sido disparados por un avión estadounidense no tripulado impactaron un refugio militante, provocando la muerte de seis combatientes en Waziristán del Sur, dijeron funcionarios de inteligencia.

Los talibanes habían estado negando la muerte de Mehsud por semanas, pero el lunes dos de sus asesores, Hakimullah Mehsud y Wali-ur-Rehman, confirmaron el fallecimiento de su líder.

Hakimullah, quien dirigió a militantes en las regiones tribales étnicas pashtún de Khyber, Orakzai y Kurram, ha sido elegido como el nuevo comandante general de los talibanes pakistaníes.

Funcionarios de seguridad han estado diciendo que esperaban ataques de represalia por parte de los hombres de Hakimullah. La explosión del jueves en Khyber pareciera indicar que está determinado a seguir adelante en la lucha contra el Gobierno.