5 de marzo de 2015

Aviones bombardean aeropuerto de Trípoli antes de conversaciones de paz con ONU

TRÍPOLI, 5 mar, 5 Mar. (Reuters/EP) -

- Aviones militares del Gobierno libio reconocido por la comunidad internacional bombardearon el jueves un aeropuerto en Trípoli, horas antes del comienzo en Marruecos de unas conversaciones de paz patrocinadas por Naciones Unidas.

Cuatro años después de la guerra civil que derrocó a Muammar Gaddafi, Libia tiene dos gobiernos rivales con fuerzas armadas que luchan por el control de este estado norteafricano, en el que los militantes islámicos se están beneficiando también del caos para hacer avances.

Este país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) declaró fuerza mayor y detuvo la producción en 11 campos petroleros en la noche del miércoles por el deterioro de la seguridad, después de que combatientes islámicos capturaron los yacimientos de Bahi y Mabrouk, en la cuenca central de Sirte.

Los cazas bombardearon una zona despejada junto a la pista de aterrizaje del aeropuerto de Maitiga, pero no provocaron daños importantes y la instalación operaba con normalidad, dijo una fuente de seguridad.

"Nosotros, las fuerzas de la dignidad, realizamos ataques aéreos esta mañana en el aeropuerto de Maitiga. No pararemos hasta que liberemos Trípoli de las milicias", afirmó Mohammed Hejazi, un portavoz de las fuerzas, a Reuters, en referencia a la facción rival de Amanecer Libio.

La mayoría de los diplomáticos y compañías extranjeras abandonaron Libia el pasado verano boreal, cuando se intensificaron los combates.

Amanecer Libio, una alianza de antiguas brigadas rebeldes leales en su mayoría a la ciudad de Misrata, capturaron la capital y establecieron un Gobierno.

El Ejecutivo internacionalmente reconocido del primer ministro, Abdullah al-Thinni, y la Cámara de Representantes electa funcionan ahora en el este.

Están apoyados por combatientes de la ciudad occidental de Zintan, así como por el general Khalifa Haftar, un ex aliado de Gaddafi que comenzó una campaña contra los militantes islámicos.

Delegados de las dos facciones participan el jueves en las conversaciones de paz auspiciadas por la ONU en Marruecos para intentar resolver la crisis, formar un gobierno de unidad, lograr un alto el fuego y poner en el buen camino la transición en Libia.

La anteriores rondas de conversaciones lograron pocos avances concretos y los enfrentamientos se recrudecieron.