El Banco Central de Argentina asegura que la nueva política económica no solucionará la crisis financiera de inmediato

El Banco Central de Argentina asegura que la nueva política económica no solucionará la crisis financiera de inmediato
30 de septiembre de 2018 REUTERS / MARCOS BRINDICCI

Banco Central argentino dice nueva política monetaria no traerá estabilidad inmediatamente: medio

BUENOS AIRES, 30 sep (Reuters) -

El presidente del banco central de Argentina ha declarado que la adopción de un sistema de control de la base monetaria y de un rango de flotación determinado para el peso tardará un par de semanas para contener la inestabilidad financiera del país, según la edición de este domingo del periódico local 'La Nación'.

Guido Sandleris, el nuevo titular de la entidad argentina, también ha señalado en una entrevista con el diario que está prácticamente cerrado un convenio de canje de monedas con China, días después de que Argentina logró ampliar un acuerdo financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El miércoles, el banco central de Argentina dijo que, dentro de un sistema de flotación cambiaria, a partir del lunes utilizará una "zona de no intervención" que se determinó en entre los 34 pesos y los 44 pesos por dólar, rango que se ajustará diariamente a una tasa de 3 por ciento mensual.

La entidad también ha señalado que reducirá a cero por ciento el crecimiento de la base monetaria hasta junio del próximo año, que hasta al momento crecía a una tasa del 2 por ciento mensual.

Sin embargo, el viernes el peso de Argentina se depreció un 3,87 por ciento, a 41,25/41,30 unidades por dólar -cerca de su mínimo histórico-, y el riesgo país argentino medido por el banco JP Morgan subió 29 unidades, en medio de una marcada cautela inversora.

"Siempre que se pone en marcha un esquema nuevo hay un período de transición y adaptación del mercado hasta que se acomoda a las nuevas reglas y las señales que va dando el central", ha explicado Sandleris, quien ha agregado que tardará "un par de semanas" para que los mercados se estabilicen.

Con una devaluación de un 50 por ciento de su moneda en lo que va del año y una inflación para el 2018 prevista en cerca del 40 por ciento, Argentina atraviesa una severa crisis financiera que el Gobierno del presidente Mauricio Macri busca contener a solo un año de los próximos comicios presidenciales.

"La inflación va a empezar a bajar en los próximos meses. No con el dato de septiembre, porque está jugado, tal vez tampoco en octubre, pero sí de allí en más en octubre", ha afirmado Sandleris, así como que el banco central no descarta subir las tasas de referencia y subastar dólares como ya ha hecho en el pasado.

AMPLIACIÓN 'SWAP' CON CHINA

El miércoles, Argentina acordó un nuevo acuerdo crediticio con el FMI, que extiende en 7.100 millones de dólares un pacto anterior por 50.000 millones de dólares y prevé una aceleración de los desembolsos, a fin de superar la crisis económica.

En la edición dominical de La Nación, Sandleris ha informado de que un inminente acuerdo de intercambio de monedas con China ampliaría aún más las reservas argentinas.

"Está prácticamente cerrada una ampliación del 'swap' con China por casi 9.000 millones de dólares, para totalizar 19.000 millones de dólares", ha explicado Sandleris.

En julio del 2017, el banco central de China extendió un trato bilateral de canje con Argentina, por el que ambos países prolongan por tres años más un acuerdo de intercambio de monedas locales.