11 de septiembre de 2009

Banco central mexicano ve riesgos para inflación pese a recesión

MEXICO DF (Reuters/EP) - El banco central mexicano ve riesgos sobre la trayectoria de la inflación pese al desacelerado ritmo de la economía, ante un esperado incremento en impuestos y alzas transitorias en los precios de algunas materias primas, dijo el viernes un subgobernador de la entidad.

La inflación medida a tasa anual se ha ido desacelerando en los últimos meses de la mano de la crisis económica hasta un nivel del 5.08 por ciento en agosto, aunque la cifra todavía está por arriba del objetivo del banco central del 3.0 por ciento, que se espera alcanzar a finales del próximo año.

En una presentación en un evento sobre vivienda, el subgobernador Manuel Sánchez mostró que entre los riesgos figura un aumento de impuestos propuesto en una reforma fiscal del Gobierno y el alza en materias primas.

"Seguramente hay algunos riesgos (...) como pueden ser algunos incrementos transitorios de algunas materias primas o modificación de políticas de precios, efectos de corto plazo de algún evento de volatilidad", dijo el subgobernador del Banco de México.

"Desde luego puede haber también alguna baja (en el ritmo de inflación) si desafortunadamente la recuperación de la actividad económica tiene una trayectoria más lenta", agregó.

En un intento por fortalecer la baja recaudación fiscal de México y obtener recursos en momentos de crisis, el presidente Felipe Calderón envió el martes al Congreso un plan de reforma fiscal con un nuevo tributo del 2 por ciento de aplicación general y un alza temporal al impuesto sobre la renta.

El plan fiscal forma parte del paquete económico para el 2010 que debe aprobar el Congreso.

México atraviesa por su peor recesión en décadas, arrastrado por la caída en la demanda de Estados Unidos, su vecino y mayor socio comercial, el desplome en su producción petrolera, menores precios internacionales del crudo y el golpe adicional de un brote de influenza H1N1 en mayo.

El Gobierno espera una contracción económica para este año del 6.8 por ciento y el banco central una caída de hasta el 7.5 por ciento. Aunque las autoridades pronostican una recuperación en el 2010, analistas descuentan que el desempleo seguirá alto y que muchos mexicanos continuarán sufriendo en sus bolsillos.