12 de agosto de 2009

Banco Inglaterra se abre a bajar tasa sobre reservas bancarias

Por Christina Fincher

LONDRES (Reuters/EP) - El Banco de Inglaterra dijo el miércoles que podría considerar reducir la tasa que paga sobre las reservas bancarias, en un esfuerzo para animar a los bancos a dar créditos con el dinero adicional que la entidad está inyectando en la economía.

Consultado acerca de si seguiría al banco sueco Riksbank en ofrecer tasas de interés negativas sobre las reservas bancarias depositadas en el banco central, el gobernador de la institución británica, Mervyn King, dijo que era una opción que sería tomada en cuenta.

El banco central paga la tasas bancaria, actualmente en un mínimo histórico de 0,5 por ciento, sobre tales reservas.

"Es una idea que ciertamente estudiaremos, si la efectividad de nuestra compra de activos aumentaría al reducir la tasa a la cual remuneramos las reservas", dijo King.

El Banco de Inglaterra está además en proceso de inyectar 175.000 millones de libras en la economía mediante la compra de activos con dinero recientemente creado.

Equivalente a un 12,6 por ciento del Producto Interno Bruto del país, el programa de alivio cuantitativo de Gran Bretaña es más grande que el de cualquier otro país, pero se han visto pocos indicios de que los fondos extras estén llegando a hogares y empresas.

El crecimiento de la emisión de dinero ha sido lento también en repuntar, provocando acusaciones de que gran parte de los fondos extras ha sido dejado en las arcas del banco central por parte de firmas renuentes al riesgo.

King negó que tal atesoramiento fuera "socialmente inútil", pero dijo que una tasa de remuneración más baja podría servir de incentivo para que los bancos pusieran el dinero en activos del sector privado.

Bajar la tasa en la que los bancos son remunerados sobre sus reservas tendría grandes repercusiones para las tasas de mercado de dinero a corto plazo.

"Las tasas pagadas sobre las reservas son la tasa crucial para el corto plazo de los mercados de dinero, por lo que cualquier modificación equivaldría a una gran decisión política", dijo Brian Hilliard, economista jefe para Gran Bretaña en Societe Generale.

Pero incluso una tasa más baja de depósito podría no convencer a los bancos a prestar. En la zona euro, por ejemplo, muchos bancos tienen fondos prestados por el Banco Central Europeo a un 1 por ciento en el banco central para un retorno de un 0,25 por ciento.

"Recortar la tasa de depósito sería una forma potencial adicional de estímulo, pero no es fácil hacer que la liquidez se mueva por el sistema", dijo Richard McGuire, estratega de ingresos fijos de RBC Capital Markets.